Información

¿Es posible hacer crecer un óvulo humano fertilizado completamente fuera del útero de la mujer?

¿Es posible hacer crecer un óvulo humano fertilizado completamente fuera del útero de la mujer?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Muchas películas de ciencia ficción (por ejemplo, La isla) muestran la posibilidad de hacer crecer un óvulo humano fertilizado (desde el principio hasta el final) fuera del útero de la mujer.

Esto significa que debe crear las circunstancias exactas para que el óvulo fertilizado se convierta en un ser humano. Estas circunstancias exactas coinciden, obviamente, con el vientre de una mujer.

¿No requiere esto una mujer, donde esas circunstancias son exactas, lo que significa que el único lugar donde puede crecer un óvulo fertilizado es la mujer misma? Básicamente, estoy diciendo que necesitas una mujer (el útero está conectado a todo el cuerpo) para permitir que el único óvulo fertilizado se convierta en un bebé de 9 meses completamente desarrollado.

Bueno, esto no es exactamente cierto: después del desarrollo durante 5 meses más o menos en el útero, un entorno artificial puede hacerse cargo, lo que es posible con la tecnología actual. Pero, ¿devolver el óvulo fertilizado desde el principio es otra historia? ¿Se puede hacer o es imposible (de lo cual estoy seguro, pero sin embargo hago esta pregunta)?


Creo que lo que estás describiendo se conoce como ectogénesis, que básicamente consiste en desarrollar un óvulo fertilizado dentro de un útero artificial hasta que sea capaz de sobrevivir fuera del entorno controlado. Entonces, ¿es esto posible fuera de la ciencia ficción? Para responder a esto, tenemos que comparar las etapas de la reproducción humana y qué tan cerca la ciencia y la tecnología actuales pueden llegar a replicarlas / sostenerlas.

Comenzaremos dividiendo estas etapas en dos grupos: fertilización y desarrollo del embrión al feto.

Cuando se trata de responder a la pregunta de si la fertilización se puede replicar in vitro o no, la respuesta es sí, ¡se puede hacer! De hecho fertilización artificial in vitro (FIV) ha sido posible durante varias décadas. En la mayoría de los casos, cuando se realiza la FIV, el óvulo se coloca dentro del útero de la madre, donde se convierte en un embrión y luego en un feto. En lo que respecta a la "ectogénesis", el óvulo de FIV se colocaría en un útero artificial.

Para formar un cigoto (óvulo fertilizado) para que se desarrolle adecuadamente en un feto, debe haber un entorno que satisfaga sus necesidades. En un útero femenino se satisfacen todas estas necesidades, pero replicarlas puede resultar difícil. Un útero artificial debería ser capaz de proporcionar nutrientes, oxígeno y canales para el proceso de desarrollo de un feto, así como un sistema para expulsar (dar a luz) al feto una vez que se complete su desarrollo. Entonces, ¿pueden la tecnología y la ciencia de hoy hacer todo esto? En teoría, sí, si se dedicaran recursos y tiempo (y se redujera la burocracia), sería posible desarrollar un óvulo fertilizado en un entorno artificial en un futuro previsible. Ha habido múltiples experimentos en los que se implantaron úteros artificiales con óvulos fertilizados y comenzaron a crecer, pero se detuvieron debido a la legalidad.

Te animo a leer los siguientes artículos de Wikipedia y de la placa base sobre los úteros artificiales y la ectogénesis.

https://en.wikipedia.org/wiki/Artificial_uterus

http://motherboard.vice.com/read/artificial-wombs-are-coming-and-the-controversys-already-here

* Tenga en cuenta que hay mucha biología que no mencioné con respecto al desarrollo del cigoto al feto, que es la mayor pregunta / obstáculo que podría enfrentar la ectogénesis


Nace un bebé que se desarrolló fuera del útero

Nicolette Soto, de 27 años, cuyo feto se desarrolló fuera de su útero rodeado por una pared delgada de membrana y músculo, dio a luz en Arizona después de 32 semanas de embarazo a un bebé de 2 libras y 14 onzas en el Centro de Medicina Materno Fetal del Centro Médico Banner Good Samaritan. Los médicos se preguntan si esto ha sucedido antes.

El bebé se desarrolló justo al lado del útero materno, pero fuera de él. La placenta no se había adherido correctamente y finalmente se adhirió al exterior de la pared uterina. Los médicos dijeron que quitarlo era mucho más fácil de lo que esperaban. En caso de complicaciones, un equipo de expertos en urología, traumatología y radiología, así como un cirujano vascular estaban en espera y afortunadamente, sus servicios no fueron requeridos.

Los médicos advirtieron a la Sra. Soto que tener un bebé fuera del útero era potencialmente mortal tanto para ella como para su bebé. Sin embargo, según su novio, Víctor Perfecto, ella dejó en claro que quería que el embarazo llegara hasta el final.

Azelan Cruz cruz nació el pasado lunes.

El embrión se había adherido al lugar donde la trompa de Falopio se encuentra con el útero, explicó el equipo médico. embarazo cornual. En la mayoría de los casos, la trompa se rompe y el embarazo termina alrededor de la semana 12-14.

Uno de los miembros del equipo médico involucrado en el parto, el Dr. Rodney Edwards, dijo que buscó en la literatura médica para determinar si un bebé vivo había nacido de un embarazo de este tipo y no encontró casos anteriores.

No fue hasta la semana 18 que Nicolette Soto supo que estaba embarazada. Si lo hubiera sabido antes, sus médicos dijeron que le habrían aconsejado que dejara de fumar. El riesgo de rotura y pérdida de sangre fatal habría sido considerable. Sin embargo, al final de la semana 18, el peligro ya estaba allí.

Le advirtieron a Soto que podrían tener que extirpar quirúrgicamente su útero, así como parte de su intestino. Si hubiera apego a un órgano vital, algo que podría ocurrir para que la placenta obtenga su suministro de sangre, las cosas podrían complicarse seriamente, advirtieron.

Soto tenía claro que quería tener el bebé. Fue ingresada en el hospital en marzo y monitoreada de cerca hasta el nacimiento.

El equipo médico dijo que el parto fue mucho más sencillo de lo que esperaban. No fue necesaria ninguna intervención médica especial y la pérdida de sangre fue mínima. Una cicatriz abdominal más grande de lo normal fue el único aspecto anormal de su cirugía.

Se espera que Soto salga del hospital en los próximos cuatro días. Su bebé permanecerá hospitalizado durante aproximadamente cuatro semanas más.


Un embarazo abdominal se puede considerar como una forma de embarazo ectópico en el que el embrión o feto está creciendo y desarrollándose fuera del útero en el abdomen, pero no en la trompa de Falopio, el ovario o el ligamento ancho.

El término embarazo cornual a veces se usa como sinónimo, pero sigue siendo ambiguo, ya que también se aplica para indicar la presencia de un embarazo ubicado dentro de la cavidad en uno de los dos & # 8220 cuernos & # 8221 superiores de un útero bicorne. Los embarazos intersticiales tienen una mayor mortalidad que los ectópicos en general.


El óvulo fertilizado comienza a crecer rápidamente y se divide en muchas células. Sale de la trompa de Falopio y entra al útero de 3 a 4 días después de la fertilización. En casos raros, el óvulo fertilizado se adhiere a la trompa de Falopio. Esto se llama embarazo tubárico o embarazo ectópico y es un peligro para la madre.


Conclusión

¿Es posible que los hombres pudieran degenerar tanto que se tomaran en serio proyectos como el anterior? Por supuesto que es. Los humanos son perfectamente capaces de esclavizar a sus semejantes. Esto no es ciencia ficción, es una realidad presente.

Si las personas de fibra moral no se informan y están listas para oponerse a estas empresas al estilo de Frankenstein, ¿quién puede decir qué horrores le esperan a la familia humana?

[Nota: Para una discusión más detallada de estos puntos, consulte & # 8220Courier Publications & # 8221 para nuestro libro, Ética bíblica y ciencia moderna.]

Artículos relacionados
Trabajos citados
  • Andrews, Lori. 1981. & # 8220Embryo Technology, & # 8221 Padres. Mayo.
  • Barclay, William. 1957. Las cartas a Timoteo, Tito y Filemón. Westminister. Filadelfia, PA.
  • Coughlan, Robert. 1963. & # 8220 Comportamiento por electrónica, & # 8221 Vida. 8 de marzo.
  • Commager, Henry Steele. 1958. Documentos de historia americana. Appelton-Century-Crots, Inc. Nueva York, NY.
  • Dobzhansky, Theodosius. 1955. Evolución, genética y hombre. John Wiley & amp Sons, Inc. Nueva York, NY.
  • Elmer-Dewitt, Philip. 1993. & # 8220 Clonación: ¿Dónde trazamos la línea? & # 8221 Tiempo. 8 de noviembre.
  • Hannah, John. 1985. Comentario sobre el conocimiento bíblico y Antiguo Testamento # 8212. Victor Books. Wheaton, IL.
  • Howard, Ted y Rifkin, Jeremy. 1977. ¿Quién debería jugar a ser Dios? Dell Publishing Co. Nueva York, NY.
  • Montagu, Ashley. 1960. Herencia humana. Libros de mentores. Nueva York.
  • Stigers, Harolod. 1976. Un comentario sobre Génesis. Zondervan. Grand Rapids, MI.
  • Thayer, J. H. 1901. Un léxico griego-inglés del Nuevo Testamento. T. & amp T. Clark, Edimburgo, Escocia).
Referencias de las Escrituras

Génesis 10: 8 Números 31: 9 Génesis 17:12 Éxodo 21: 4 Levítico 25:39 Génesis 29:24 Romanos 12: 2 Gálatas 3:28 Efesios 6: 5-9 Éxodo 21: 22-24 Génesis 21: 8 Salmo 139 : 13 Lucas 1:41 Lucas 2: 7, 16 Santiago 2:26 1 Tesalonicenses 5


¿Cuánto tiempo se tarda en fertilizar un óvulo?

Para que una mujer conciba, su óvulo debe ser fertilizado. Incluso cuando la mujer tiene un óvulo sano y el hombre tiene espermatozoides sanos, aún puede ser difícil concebir. La cantidad de tiempo que tardan los espermatozoides en fertilizarse y el óvulo puede variar significativamente de una persona a otra o de un caso a otro.

¿Cuánto tiempo se tarda en fertilizar un óvulo?

Para que un óvulo se fertilice con éxito, debe tener un recuento de espermatozoides lo suficientemente alto. Aunque, en teoría, un solo espermatozoide puede fecundar un espermatozoide, un mayor recuento de espermatozoides aumenta las posibilidades. El hombre sano promedio tiene un promedio de 40 millones a 150 millones de espermatozoides. Después de las relaciones sexuales, los espermatozoides viajan a través del canal vaginal hasta las trompas de Falopio. Si hay un óvulo presente y listo para ser fertilizado, la mujer quedará embarazada. En general, los espermatozoides más rápidos pueden nadar hacia los óvulos de la mujer en 30 minutos. Los espermatozoides más lentos tardan varios días en llegar a los óvulos. En promedio, los espermatozoides solo vivirán en los órganos reproductores femeninos durante aproximadamente 48 a 72 horas. Después de este período de tiempo, comienzan a extinguirse.

Aunque millones de espermatozoides pueden entrar en el cuerpo de la mujer, solo unos pocos cientos o menos llegarán al óvulo. Una vez que llega al óvulo, un solo espermatozoide que nadó más rápido penetrará en el óvulo. Después de que esto suceda, el espermatozoide y el óvulo se convierten en cigoto. La multiplicación celular rápida conduce a la formación de un embrión. Este luego se convierte en un feto y se transforma en un bebé después de nueve meses.

¿Cómo funciona realmente la concepción?

Para comprender cuánto tiempo tarda un óvulo en fertilizarse, debe comprender cómo funciona realmente la concepción.

Ovulación: Aproximadamente dos semanas después del reinicio del ciclo menstrual de la mujer, sus ovarios obtienen un óvulo maduro que está listo para la fertilización si hay espermatozoides.

Viajar a las trompas de Falopio: Una vez que se libera el óvulo, viaja desde los ovarios hasta las trompas de Falopio. Permanecerá en esta área hasta que un espermatozoide la fertilice. Si el esperma no fertiliza el óvulo, el cuerpo de la mujer eliminará el óvulo y cualquier tejido cuando comience su ciclo menstrual.

El viaje del esperma: Mientras tanto, se liberan millones de espermatozoides cuando el hombre eyacula dentro de la mujer. A lo sumo, quizás varios cientos de estos espermatozoides lleguen al óvulo dentro de los 30 minutos posteriores a la eyaculación.

El esperma llega al óvulo: Una vez que un espermatozoide llega al óvulo, penetra en el óvulo y forma un cigoto. Después de que esto suceda, ningún otro espermatozoide puede ingresar al óvulo y el género del bebé está determinado por la mezcla de cromosomas presentes. Todo el proceso de fertilización dura unas 24 horas.

División celular: Ahora que el huevo es un cigoto, tiene que empezar a dividirse para formar un embrión. El óvulo fertilizado viaja por las trompas de Falopio hasta el útero. Si el óvulo fertilizado permanece en las trompas de Falopio, puede causar un embarazo ectópico y puede ser potencialmente mortal para la madre.

Implantación: Una vez que el óvulo fertilizado llega con éxito al útero, se implanta en la pared uterina.

Hormonas del embarazo: La implantación del óvulo indica al cuerpo de la mujer que está embarazada. Durante las próximas semanas, los niveles de gonadotropina coriónica humana (hCG) de la mujer aumentan. Dentro de tres a cuatro semanas, el aumento de hCG se mostrará en una prueba de embarazo y la mujer se dará cuenta de que está embarazada.

El desarrollo fetal: Dentro del útero, la placenta y el embrión comienzan a crecer. Durante los próximos meses, el cerebro, la médula espinal y los órganos comienzan a desarrollarse. A las ocho semanas de edad, el embrión se convierte oficialmente en feto.

¿Cómo puede aumentar sus posibilidades de concebir?

Dejar de fumar: Fumar reduce la fertilidad en hombres y mujeres. También aumenta las posibilidades de daño al feto en mujeres embarazadas y aumenta los riesgos de aborto espontáneo.

Proteja el esperma: Para tener las mejores posibilidades de concebir, los hombres deben tener un recuento alto de espermatozoides. Evitar las saunas, los jacuzzis, las duchas de agua caliente y la ropa interior ajustada ayudará a los hombres a mantener altos sus niveles de esperma.

Mire su peso: Un peso saludable y una sólida rutina de ejercicios la ayudarán a quedar embarazada.

Seguimiento de su ovulación: Para tener las mejores posibilidades de quedar embarazada, debe tener relaciones sexuales durante los momentos en que está ovulando. Comience a tener relaciones sexuales tres días antes de la ovulación y continúe hasta que su temperatura basal vuelva a la normalidad.

Tenga cuidado con la exposición dañina: Los productos químicos, las toxinas y los contaminantes ambientales pueden disminuir sus posibilidades de quedar embarazada. Las toxinas comunes se encuentran en imprentas, tintorerías, pesticidas agrícolas y agentes de limpieza. Para tener la mejor oportunidad de quedar embarazada, debe evitar todas las fuentes de sustancias químicas y contaminantes ambientales.

Tener más sexo: Aunque puede realizar un seguimiento de la ovulación y ser algo preciso, siempre es posible que su cuerpo pueda liberar un óvulo en cualquier momento del mes. Para tener la mejor oportunidad de quedar embarazada, relájese y tenga relaciones sexuales con frecuencia. Esto aumenta las posibilidades de que quede embarazada y puede ser agradable para ambos socios.

Mire lo que bebe: Cantidades excesivas de alcohol o café pueden disminuir sus posibilidades de quedar embarazada. Debe evitar la cafeína o el alcohol por completo o beber moderadamente si desea quedar embarazada.

Tenga cuidado con sus lubricantes: Algunos lubricantes usan espermicidas, que en realidad matan los espermatozoides que podrían dejarla embarazada. Los lubricantes a base de agua también pueden ralentizar los espermatozoides. Cíñete al aceite de oliva o de coco si necesitas un lubricante.


¿La fertilización in vitro socava la santidad de la vida?

La doctora Katarzyna Koziol inyecta esperma directamente en un óvulo durante el procedimiento de fertilización in vitro (FIV) llamado inyección intracitoplasmática de esperma (ICSI) en la clínica Novum en Varsovia el 26 de octubre de 2010. | (Foto: REUTERS / Kacper Pempel)

La santidad de la vida es una enseñanza bíblica que apoyamos como cristianos, generalmente creyendo que tenemos todas las transgresiones a esta postura claramente vinculadas.

A menudo, la palabra más fuerte que sale a la superficie cuando se habla de cuestiones pro-vida es aborto. ¿Y cuál es la imagen verbal que me viene a la mente con el tema del aborto?

Ya sea justa o injustamente, lo más probable es que pensemos en una joven embarazada que entra a una clínica y se ocupa de lo que considera un problema inconveniente. Lamentablemente, el aborto es un problema mucho más grande de lo que nuestras generalizaciones nos han asignado y, en realidad, puede estar afectando más a la familia cristiana de lo que nos damos cuenta.

Shane Pruitt es director de Misiones de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas.

Una de las mayores frustraciones y desamores que experimentan las parejas casadas es la infertilidad. Esta narrativa es demasiado real para muchas personas. De hecho, los Centros para el Control de Enfermedades informan que en los Estados Unidos hay aproximadamente 6,7 millones de mujeres en edad fértil que no pueden tener hijos y aproximadamente 3,8 millones de hombres experimentan problemas de infertilidad relacionados con los hombres. En cualquier lugar, entre el 10 y el 16 por ciento de todas las parejas no pueden concebir.

Cuando las personas no pueden procrear, puede haber sentimientos de fracaso, rechazo o incluso abandono por parte de Dios. Ana de la Biblia estaba extremadamente emocionada por haber sido estéril durante un largo período de tiempo.

"Debido a que el Señor había cerrado el vientre de Ana, su rival seguía provocándola para irritarla. Esto sucedió año tras año. Siempre que Ana subía a la casa del Señor, su rival la provocaba hasta que ella lloraba y no comía (1 Samuel 1: 6-7) ".

Para superar este dolor y la desesperación de la infertilidad, la ciencia y la medicina se unieron en 1978 para desarrollar la fertilización in vitro (FIV). El proceso de FIV consiste en tomar los óvulos de una mujer y el esperma de un hombre, fertilizarlos fuera del cuerpo y luego volver a implantarlos en el útero de la mujer con el objetivo de quedar embarazada.

En realidad, es un proceso largo y tedioso. La mujer comienza con la terapia hormonal, que consiste en tomar medicamentos para la fertilidad mediante inyecciones, para estimular la producción de múltiples óvulos. Durante este tiempo, se someterá a chequeos periódicos para ver cómo están progresando sus niveles de fertilidad. Una vez que el médico está satisfecho, el óvulo / óvulos se extraen mediante una cirugía menor que requiere anestesia. Luego, se obtiene el semen del esposo, donde el médico combina el esperma con los óvulos recién cosechados con la esperanza de la fertilización. Una vez que el óvulo fertilizado se divide, se convierte en embrión y se coloca en el útero de la mujer con la esperanza de quedar embarazada.

Los embriones restantes se congelan para su uso posterior o eventualmente se descartan. Y ahí radica el dilema moral para el cristiano.

Lo que la mayoría de nosotros como seguidores de Jesús no nos detenemos a considerar es que cada vez que ocurre un procedimiento de FIV, un médico generará más que la cantidad deseada de embriones. A menos que la pareja indique lo contrario, un médico generará entre 10 y 12 embriones como mínimo, pero generalmente solo implanta un promedio de dos a cuatro a la vez para una mayor tasa de éxito.

Pero una pregunta que nunca he considerado personalmente hasta hace poco, y una pregunta que la mayoría de los cristianos pro-vida ni siquiera saben hacer es "¿Qué pasa con los embriones adicionales?"

Hay tres respuestas prácticas a esta pregunta:

1. Los huevos se congelan y se guardan para uso futuro para tener más hijos.

2. Los huevos están congelados y olvidados por completo.

De hecho, una estimación reciente indica que hay al menos 600.000 embriones congelados sobrantes almacenados en clínicas de fertilidad en todo el país.

3. Los óvulos se destruyen después de que se logra el embarazo.

Una variable en estas opciones que está creciendo en popularidad se llama Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGD), que implica probar todos los embriones creados para detectar genes problemáticos y solo implantar embriones que están "sanos", mientras que automáticamente se eliminan todos los embriones que puedan estar en " pregunta."

Con estos escenarios en mente, ¿es posible que parejas cristianas bien intencionadas estén participando en el aborto porque no están pensando completamente en estos temas mientras intentan construir una familia? ¿Es posible que las parejas estén matando a sus hijos sin siquiera darse cuenta?

Desgarradoramente, la respuesta puede ser un rotundo "¡sí!"

Como cristianos pro-vida, creemos que la vida comienza en "el momento de la concepción" cuando la unión del espermatozoide y el óvulo genera un nuevo embrión humano.

"Porque tú formaste mis entrañas, me hiciste en el vientre de mi madre (Salmo 139: 13 ESV) ".

Y si creemos que la vida comienza en la concepción, debemos considerar todas las implicaciones de cualquier cosa que pueda poner esa vida en peligro. Hay miles de embriones, creados a imagen y semejanza de Dios, que se congelan y almacenan en clínicas todos los años solo para ser olvidados o destruidos. Estos embriones son humanos. ¡Este tema es una cuestión de vida!

Lamentablemente, sin embargo, muchas parejas cristianas están socavando sus propias posturas de santidad de la vida porque no se toman el tiempo para considerar todas las consecuencias y / o están tan distraídas con el encanto de tener hijos que están dispuestas. descuidar sus convicciones como creyentes.

Sin embargo, como seguidores de Cristo debemos valorar toda la vida, sin importar cuán pequeña sea esa vida. La ignorancia ya no puede ser una excusa. La luz de la verdad se ha arrojado sobre este tema y debemos abogar por los más pequeños entre nosotros. Si creemos que la vida comienza en la concepción, entonces debe haber consideración por estas pequeñas vidas que llevan la imagen de nuestro santo Dios.

Las vidas siguen siendo vidas, incluso si son microscópicas.

Entonces, ¿cuál es la respuesta a la realidad de que la FIV podría estar socavando nuestros puntos de vista provida?

Aquí hay tres posibles soluciones a este problema tan real:

1. Cuenta cada embrión

Una de las formas más prácticas para que las parejas que participan en la FIV sean buenos administradores de la vida es permitir que solo se produzca la cantidad de embriones que están dispuestos a implantar. Si se crean cuatro embriones, se deben implantar cuatro pequeñas vidas.

2. Adopción de embriones

En realidad, esta es una solución doble. Las parejas que han quedado embarazadas mediante FIV y tienen embriones restantes pueden darlos en adopción. Esta es una gran alternativa para deshacerse de la vida. En el otro lado de esta solución, la adopción de embriones es una gran opción para las parejas que desean tener hijos. En lugar de adoptar a un niño que ya ha salido del útero de su madre, la adopción de embriones permite que la familia adoptiva comience el proceso de adopción nueve meses antes con el embarazo y el parto.

3. Educar a los demás

Honestamente, hasta hace poco, ignoraba por completo la realidad del excedente de embriones concebidos mediante el proceso de FIV. Sin embargo, ahora que sé la verdad, tengo la obligación de ser un administrador de esa verdad.

Si conoce a parejas que están pensando en la FIV como una opción para sus familias, tómese el tiempo para educarlos sobre las realidades del proceso. Además, debemos recordar a los demás con amor y amabilidad que la vida comienza en la concepción.

Cada embrión es una vida que Dios valora profundamente. Una posición genuina pro-vida es una posición que no se puede descuidar por conveniencia.

"De modo que quien sabe lo que debe hacer y no lo hace, para él es pecado". - Santiago 4:17


Contenido

Hasta el 10% de las mujeres con embarazo ectópico no presentan síntomas y un tercio no presenta signos médicos. [4] En muchos casos, los síntomas tienen baja especificidad y pueden ser similares a los de otros trastornos genitourinarios y gastrointestinales, como apendicitis, salpingitis, ruptura de un quiste del cuerpo lúteo, aborto espontáneo, torsión ovárica o infección del tracto urinario. [4] La presentación clínica del embarazo ectópico ocurre en una media de 7.2 semanas después del último período menstrual normal, con un rango de cuatro a ocho semanas. Las presentaciones posteriores son más comunes en comunidades privadas de la capacidad de diagnóstico moderno.

Los signos y síntomas de un embarazo ectópico incluyen aumento de hCG, sangrado vaginal (en cantidades variables), dolor abdominal bajo repentino, [4] dolor pélvico, cuello del útero sensible, una masa anexial o dolor a la palpación anexial. [1] En ausencia de una ecografía o una evaluación de hCG, el sangrado vaginal abundante puede llevar a un diagnóstico erróneo de aborto espontáneo. [4] Las náuseas, los vómitos y la diarrea son síntomas más raros del embarazo ectópico. [4]

La rotura de un embarazo ectópico puede provocar síntomas como distensión abdominal, sensibilidad, peritonismo y shock hipovolémico. [4] Una mujer con embarazo ectópico puede tener una movilidad excesiva con una postura erguida, con el fin de disminuir el flujo sanguíneo intrapélvico, lo que puede provocar hinchazón de la cavidad abdominal y causar dolor adicional. [8]

Complicaciones Editar

La complicación más común es la rotura con hemorragia interna que puede provocar un shock hipovolémico. La muerte por ruptura es la principal causa de muerte en el primer trimestre del embarazo. [9] [10] [11]

Existen varios factores de riesgo para los embarazos ectópicos. Sin embargo, hasta en un tercio [12] a la mitad [13] no se pueden identificar factores de riesgo. Los factores de riesgo incluyen: enfermedad pélvica inflamatoria, infertilidad, uso de un dispositivo intrauterino (DIU), exposición previa a dietilestilbestrol (DES), cirugía de trompas, cirugía intrauterina (por ejemplo, D & ampC), tabaquismo, embarazo ectópico previo, endometriosis y ligadura de trompas. [14] [15] Un aborto inducido previo no parece aumentar el riesgo. [16] El dispositivo intrauterino (DIU) no aumenta el riesgo de embarazo ectópico, pero con un DIU, si se produce un embarazo, es más probable que sea ectópico que intrauterino. [17] El riesgo de embarazo ectópico después de la infección por clamidia es bajo. [18] El mecanismo exacto a través del cual la clamidia aumenta el riesgo de embarazo ectópico es incierto, aunque algunas investigaciones sugieren que la infección puede afectar la estructura de las trompas de Falopio. [19]

Factores de riesgo [20]
Factores de riesgo relativo
Elevado Esterilización tubárica, DIU, ectópico previo, EPI (enfermedad inflamatoria pélvica), SIN (salpingitis ístmica nodosa)
Moderar Fumar, tener más de una pareja, infertilidad, clamidia
Bajo Duchas vaginales, mayores de 35 años, menores de 18 años, REGALO (transferencia intrafalopiana de gametos)

Daño del tubo Editar

El embarazo tubárico es cuando el óvulo se implanta en las trompas de Falopio. Los cilios similares a pelos ubicados en la superficie interna de las trompas de Falopio transportan el óvulo fertilizado al útero. Los cilios de Falopio a veces se observan en cantidades reducidas después de un embarazo ectópico, lo que lleva a la hipótesis de que el daño de los cilios en las trompas de Falopio probablemente dé lugar a un embarazo ectópico. [21] Las mujeres que fuman tienen una mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico en las trompas de Falopio. Fumar conduce a factores de riesgo de dañar y matar los cilios. [21] A medida que los cilios se degeneran, aumentará la cantidad de tiempo que tarda el óvulo fertilizado en llegar al útero. El óvulo fertilizado, si no llega al útero a tiempo, eclosionará de la zona pelúcida no adhesiva y se implantará dentro de la trompa de Falopio, provocando así el embarazo ectópico.

Las mujeres con enfermedad pélvica inflamatoria (EIP) tienen una alta incidencia de embarazos ectópicos. [22] Esto se debe a la acumulación de tejido cicatricial en las trompas de Falopio, lo que daña los cilios. [23] Sin embargo, si ambos tubos estuvieran completamente bloqueados, de modo que el esperma y el óvulo fueran físicamente incapaces de encontrarse, entonces la fertilización del óvulo sería naturalmente imposible y no podría ocurrir ni un embarazo normal ni un embarazo ectópico. Las adherencias intrauterinas (IUA) presentes en el síndrome de Asherman pueden causar un embarazo cervical ectópico o, si las adherencias bloquean parcialmente el acceso a las trompas a través de los orificios, un embarazo tubárico ectópico. [24] [25] [26] El síndrome de Asherman generalmente ocurre por cirugía intrauterina, más comúnmente después de D & ampC. [24] La tuberculosis endometrial / pélvica / genital, otra causa del síndrome de Asherman, también puede provocar un embarazo ectópico, ya que la infección puede provocar adherencias tubáricas además de adherencias intrauterinas. [27]

La ligadura de trompas puede predisponer al embarazo ectópico. La reversión de la esterilización de trompas (reversión de trompas) conlleva un riesgo de embarazo ectópico. Esto es mayor si se han utilizado métodos más destructivos de ligadura de trompas (cauterización de trompas, extracción parcial de las trompas) que métodos menos destructivos (corte de trompas). Un antecedente de embarazo tubárico aumenta el riesgo de sucesos futuros a aproximadamente un 10%. [23] Este riesgo no se reduce retirando el tubo afectado, incluso si el otro tubo parece normal. El mejor método para diagnosticar esto es hacer una ecografía temprana.

Otro Editar

Aunque algunas investigaciones han demostrado que las pacientes pueden tener un mayor riesgo de embarazo ectópico con la edad avanzada, se cree que la edad es una variable que podría actuar como un sustituto de otros factores de riesgo. Algunos creen que las duchas vaginales aumentan los embarazos ectópicos. [23] Las mujeres expuestas al DES en el útero (también conocidas como "hijas del DES") también tienen un riesgo elevado de embarazo ectópico. [28] Sin embargo, DES no se ha utilizado desde 1971 en los Estados Unidos. [28] También se ha sugerido que la generación patológica de óxido nítrico a través del aumento de la producción de iNOS puede disminuir los latidos ciliares tubáricos y las contracciones del músculo liso y, por lo tanto, afectar el transporte de embriones, lo que en consecuencia puede resultar en un embarazo ectópico. [29] El nivel socioeconómico bajo puede ser un factor de riesgo de embarazo ectópico. [30]

Un embarazo ectópico debe considerarse como la causa de dolor abdominal o sangrado vaginal en toda mujer que tenga una prueba de embarazo positiva. [1] El objetivo principal de los procedimientos de diagnóstico en un posible embarazo ectópico es clasificar según el riesgo en lugar de establecer la ubicación del embarazo. [4]

Ecografía transvaginal Editar

Una ecografía que muestra un saco gestacional con corazón fetal en las trompas de Falopio tiene una especificidad muy alta de embarazo ectópico. La ecografía transvaginal tiene una sensibilidad de al menos el 90% para el embarazo ectópico. [4] El hallazgo ecográfico de diagnóstico en el embarazo ectópico es una masa anexial que se mueve por separado del ovario. En alrededor del 60% de los casos, es una masa anexial no homogénea o no quística conocida a veces como el "signo de la gota". Generalmente es esférico, pero se puede observar un aspecto más tubular en caso de hematosalpinx. Se ha estimado que este signo tiene una sensibilidad del 84% y una especificidad del 99% en el diagnóstico de embarazo ectópico. [4] En el estudio que estimó estos valores, el signo de la mancha tuvo un valor predictivo positivo del 96% y un valor predictivo negativo del 95%. [4] La visualización de un saco gestacional extrauterino vacío a veces se conoce como el "signo del bagel" y está presente en alrededor del 20% de los casos. [4] En otro 20% de los casos, se visualiza un saco gestacional que contiene un saco vitelino o un embrión. [4] Los embarazos ectópicos en los que se visualiza la actividad cardíaca a veces se denominan "ectópicos viables". [4]

Ecografía transvaginal de un embarazo ectópico, que muestra el campo de visión en la siguiente imagen.

Un "signo de gota", que consiste en un embarazo ectópico. El ovario se distingue de él por tener folículos, de los cuales uno es visible en el campo. Esta paciente tenía un dispositivo intrauterino (DIU) con progestágeno, cuya sección transversal es visible en el campo, dejando una sombra ecográfica distalmente.

Imagen de ultrasonido que muestra un embarazo ectópico donde se ha formado un saco gestacional y un feto.

La combinación de una prueba de embarazo positiva y la presencia de lo que parece ser un embarazo intrauterino normal no excluye un embarazo ectópico, ya que puede haber un embarazo heterotópico o un "pseudosac", que es una colección de dentro de la cavidad endometrial que se puede ver hasta en un 20% de las mujeres. [4]

Una pequeña cantidad de líquido libre de anecogénicos en la bolsa recto-uterina se encuentra comúnmente tanto en embarazos intrauterinos como ectópicos. [4] La presencia de líquido ecogénico se estima entre el 28 y el 56% de las mujeres con un embarazo ectópico, e indica claramente la presencia de hemoperitoneo. [4] Sin embargo, no es necesariamente el resultado de la rotura de las trompas, sino que suele ser el resultado de una fuga de la abertura tubárica distal. [4] Como regla general, el hallazgo de líquido libre es significativo si llega al fondo de ojo o está presente en la bolsa vesico-uterina. [4] Otro marcador de hemorragia intraabdominal grave es la presencia de líquido en el receso hepatorrenal del espacio subhepático. [4]

Actualmente, no se considera que la ecografía Doppler contribuya significativamente al diagnóstico de embarazo ectópico. [4]

Un diagnóstico erróneo común es el de un embarazo intrauterino normal en el que el embarazo se implanta lateralmente en un útero arqueado, lo que potencialmente se diagnostica erróneamente como un embarazo intersticial. [4]

Ecografía y β-hCG Editar

Cuando no se observa un embarazo intrauterino (IUP) en la ecografía, la medición de los niveles de gonadotropina coriónica humana β (β-hCG) puede ayudar en el diagnóstico. The rationale is that a low β-hCG level may indicate that the pregnancy is intrauterine but yet too small to be visible on ultrasonography. While some physicians consider that the threshold where an intrauterine pregnancy should be visible on transvaginal ultrasound is around 1500 mIU/ml of β-hCG, a review in the JAMA Rational Clinical Examination Series showed that there is no single threshold for the β-human chorionic gonadotropin that confirms an ectopic pregnancy. Instead, the best test in a pregnant woman is a high resolution transvaginal ultrasound. [1] The presence of an adnexal mass in the absence of an intrauterine pregnancy on transvaginal sonography increases the likelihood of an ectopic pregnancy 100-fold (LR+ 111). When there are no adnexal abnormalities on transvaginal sonography, the likelihood of an ectopic pregnancy decreases (LR- 0.12). An empty uterus with levels higher than 1500 mIU/ml may be evidence of an ectopic pregnancy, but may also be consistent with an intrauterine pregnancy which is simply too small to be seen on ultrasound. If the diagnosis is uncertain, it may be necessary to wait a few days and repeat the blood work. This can be done by measuring the β-hCG level approximately 48 hours later and repeating the ultrasound. The serum hCG ratios and logistic regression models appear to be better than absolute single serum hCG level. [32] If the β-hCG falls on repeat examination, this strongly suggests a spontaneous abortion or rupture. The fall in serum hCG over 48 hours may be measured as the hCG ratio, which is calculated as: [4] h C G r a t i o = h C G a t 48 h h C G a t 0 h

An hCG ratio of 0.87, that is, a decrease in hCG of 13% over 48 hours, has a sensitivity of 93% and specificity of 97% for predicting a failing pregnancy of unknown location (PUL). [4] The majority of cases of ectopic pregnancy will have serial serum hCG levels that increase more slowly than would be expected with an IUP (that is, a suboptimal rise), or decrease more slowly than would be expected with a failing PUL. However, up to 20% of cases of ectopic pregnancy have serum hCG doubling times similar to that of an IUP, and around 10% of EP cases have hCG patterns similar to a failing PUL. [4]

Otros métodos Editar

Direct examination Edit

A laparoscopy or laparotomy can also be performed to visually confirm an ectopic pregnancy. This is generally reserved for women presenting with signs of an acute abdomen and hypovolemic shock. [4] Often if a tubal abortion or tubal rupture has occurred, it is difficult to find the pregnancy tissue. A laparoscopy in very early ectopic pregnancy rarely shows a normal-looking fallopian tube.

Culdocentesis Edit

Culdocentesis, in which fluid is retrieved from the space separating the vagina and rectum, is a less commonly performed test that may be used to look for internal bleeding. In this test, a needle is inserted into the space at the very top of the vagina, behind the uterus and in front of the rectum. Any blood or fluid found may have been derived from a ruptured ectopic pregnancy.

Progesterone levels Edit

Progesterone levels of less than 20 nmol/l have a high predictive value for failing pregnancies, whilst levels over 25 nmol/l are likely to predict viable pregnancies, and levels over 60 nmol/l are strongly so. This may help in identifying failing PUL that are at low risk and thereby needing less follow-up. [4] Inhibin A may also be useful for predicting spontaneous resolution of PUL, but is not as good as progesterone for this purpose. [4]

Mathematical models Edit

There are various mathematical models, such as logistic regression models and Bayesian networks, for the prediction of PUL outcome based on multiple parameters. [4] Mathematical models also aim to identify PULs that are low risk, that is, failing PULs and IUPs. [4]

Dilation and curettage Edit

Dilation and curettage (D&C) is sometimes used to diagnose pregnancy location with the aim of differentiating between an EP and a non-viable IUP in situations where a viable IUP can be ruled out. Specific indications for this procedure include either of the following: [4]

  • No visible IUP on transvaginal ultrasonography with a serum hCG of more than 2000 mIU/ml.
  • An abnormal rise in hCG level. A rise of 35% over 48 hours is proposed as the minimal rise consistent with a viable intrauterine pregnancy.
  • An abnormal fall in hCG level, such as defined as one of less than 20% in two days.

Clasificación Editar

Tubal pregnancy Edit

The vast majority of ectopic pregnancies implant in the Fallopian tube. Pregnancies can grow in the fimbrial end (5% of all ectopic pregnancies), the ampullary section (80%), the isthmus (12%), and the cornual and interstitial part of the tube (2%). [23] Mortality of a tubal pregnancy at the isthmus or within the uterus (interstitial pregnancy) is higher as there is increased vascularity that may result more likely in sudden major internal bleeding. A review published in 2010 supports the hypothesis that tubal ectopic pregnancy is caused by a combination of retention of the embryo within the fallopian tube due to impaired embryo-tubal transport and alterations in the tubal environment allowing early implantation to occur. [33]

Nontubal ectopic pregnancy Edit

Two percent of ectopic pregnancies occur in the ovary, cervix, or are intra-abdominal. Transvaginal ultrasound examination is usually able to detect a cervical pregnancy. An ovarian pregnancy is differentiated from a tubal pregnancy by the Spiegelberg criteria. [34]

While a fetus of ectopic pregnancy is typically not viable, very rarely, a live baby has been delivered from an abdominal pregnancy. In such a situation the placenta sits on the intra-abdominal organs or the peritoneum and has found sufficient blood supply. This is generally bowel or mesentery, but other sites, such as the renal (kidney), liver or hepatic (liver) artery or even aorta have been described. Support to near viability has occasionally been described, but even in Third World countries, the diagnosis is most commonly made at 16 to 20 weeks' gestation. Such a fetus would have to be delivered by laparotomy. Maternal morbidity and mortality from extrauterine pregnancy are high as attempts to remove the placenta from the organs to which it is attached usually lead to uncontrollable bleeding from the attachment site. If the organ to which the placenta is attached is removable, such as a section of bowel, then the placenta should be removed together with that organ. This is such a rare occurrence that true data is unavailable and reliance must be made on anecdotal reports. [35] [36] [37] However, the vast majority of abdominal pregnancies require intervention well before fetal viability because of the risk of bleeding.

With the increase in Cesarean sections performed worldwide, [38] [39] cesarean section ectopic pregnancies (CSP) are rare, but becoming more common. The incidence of CSP is not well known, however there have been estimates based on different populations of 1:1800-1:2216. [40] [41] CSP are characterized by abnormal implantation into the scar from a previous cesarean section, [42] and allowed to continue can cause serious complications such as uterine rupture and hemorrhage. [41] Patients with CSP generally present without symptoms, however symptoms can include vaginal bleeding that may or may not be associated with pain. [43] [44] The diagnosis of CSP is made by ultrasound and four characteristics are noted: (1) Empty uterine cavity with bright hyperechoic endometrial stripe (2) Empty cervical canal (3) Intrauterine mass in the anterior part of the uterine isthmus, and (4) Absence of the anterior uterine muscle layer, and/or absence or thinning between the bladder and gestational sac, measuring less than 5 mm. [42] [45] [46] Given the rarity of the diagnosis, treatment options tend to be described in case reports and series, ranging from medical with methotrexate or KCl [47] to surgical with dilation and curettage, [48] uterine wedge resection, [ cita necesaria ] or hysterectomy. [44] A double-balloon catheter technique has also been described, [49] allowing for uterine preservation. Recurrence risk for CSP is unknown, and early ultrasound in the next pregnancy is recommended. [42]

Heterotopic pregnancy Edit

In rare cases of ectopic pregnancy, there may be two fertilized eggs, one outside the uterus and the other inside. This is called a heterotopic pregnancy. [1] Often the intrauterine pregnancy is discovered later than the ectopic, mainly because of the painful emergency nature of ectopic pregnancies. Since ectopic pregnancies are normally discovered and removed very early in the pregnancy, an ultrasound may not find the additional pregnancy inside the uterus. When hCG levels continue to rise after the removal of the ectopic pregnancy, there is the chance that a pregnancy inside the uterus is still viable. This is normally discovered through an ultrasound.

Although rare, heterotopic pregnancies are becoming more common, likely due to increased use of IVF. The survival rate of the uterine fetus of a heterotopic pregnancy is around 70%. [50]

Persistent ectopic pregnancy Edit

A persistent ectopic pregnancy refers to the continuation of trophoblastic growth after a surgical intervention to remove an ectopic pregnancy. After a conservative procedure that attempts to preserve the affected fallopian tube such as a salpingotomy, in about 15–20% the major portion of the ectopic growth may have been removed, but some trophoblastic tissue, perhaps deeply embedded, has escaped removal and continues to grow, generating a new rise in hCG levels. [51] After weeks this may lead to new clinical symptoms including bleeding. For this reason hCG levels may have to be monitored after removal of an ectopic pregnancy to assure their decline, also methotrexate can be given at the time of surgery prophylactically.

Pregnancy of unknown location Edit

Pregnancy of unknown location (PUL) is the term used for a pregnancy where there is a positive pregnancy test but no pregnancy has been visualized using transvaginal ultrasonography. [4] Specialized early pregnancy departments have estimated that between 8% and 10% of women attending for an ultrasound assessment in early pregnancy will be classified as having a PUL. [4] The true nature of the pregnancy can be an ongoing viable intrauterine pregnancy, a failed pregnancy, an ectopic pregnancy or rarely a persisting PUL. [4]

Because of frequent ambiguity on ultrasonography examinations, the following classification is proposed: [4]

Condition Criterios
Definite ectopic pregnancy Extrauterine gestational sac with yolk sac or embryo (with or without cardiac activity).
Pregnancy of unknown location – probable ectopic pregnancy Inhomogeneous adnexal mass or extrauterine sac-like structure.
"True" pregnancy of unknown location No signs of intrauterine nor extrauterine pregnancy on transvaginal ultrasonography.
Pregnancy of unknown location – probable intrauterine pregnancy Intrauterine gestational sac-like structure.
Definite intrauterine pregnancy Intrauterine gestational sac with yolk sac or embryo (with or without cardiac activity).

In women with a pregnancy of unknown location, between 6% and 20% have an ectopic pregnancy. [4] In cases of pregnancy of unknown location and a history of heavy bleeding, it has been estimated that approximately 6% have an underlying ectopic pregnancy. [4] Between 30% and 47% of women with pregnancy of unknown location are ultimately diagnosed with an ongoing intrauterine pregnancy, whereof the majority (50–70%) will be found to have failing pregnancies where the location is never confirmed. [4]


Artificial wombs: The coming era of motherless births?

Scientifically, it’s called ectogenesis, a term coined by J.B.S. Haldane in 1924. A hugely influential science popularizer, Haldane did for his generation what Carl Sagan did later in the century. He got people thinking and talking about the implications of science and technology on our civilization, and did not shy away from inventing new words in order to do so. Describing ectogenesis as pregnancy occurring in an artificial environment, from fertilization to birth, Haldane predicted that by 2074 this would account for more than 70 percent of human births.

His prediction may yet be on target.

In discussing the idea in his work Dédalo–a reference to the inventor in Greek mythology who, through his inventions, strived to bring humans to the level of the gods–Haldane was diving into issues of his time, namely eugenics and the first widespread debates over contraception and population control.

Whether Haldane’s view will prove correct about the specific timing of when ectogenesis might become popular, or the numbers of children born that way, it’s certain that he was correct that tAt the same time, he was right that the societal implications are sure to be significant as the age of motherless birth approaches. They will not be the same societal implications that were highlighted in Dédalo, sin embargo.

Technology developing in increments

Where are we on the road to ectogenesis right now? To begin, progress has definitely been rapid over the last 20-30 years. In the mid 1990s, Japanese investigators succeeded in maintaining goat fetuses for weeks in a machine containing artificial amniotic fluid. At the same time, the recent decades have seen rapid advancement in neonatal intensive care that is pushing back the minimum gestational age from which human fetuses can be kept alive. Today, it is possible for a preterm fetus to survive when removed from the mother at a gestational age of slightly less than 22 weeks. That’s only a little more than halfway through the pregnancy (normally 40 weeks). And while rescuing an infant delivered at such an early point requires sophisticated, expensive equipment and care, the capability continues to increase.

A comprehensive review published by the New York Academy of Sciences three years ago highlights a series of achievements by various research groups using ex vivo (out of the body) uterus environments to support mammalian fetuses early in pregnancy. Essentially, two areas of biotechnology are developing rapidly that potentially can enable ectogenesis in humans, and, along the way, what the authors of the Academy review call partial ectogenesis.

Because a fetus develops substantially with respect to external form and internal organs during the second half of pregnancy, our current capability to deliver and maintain preterm infants actually is a kind of partial ectogenesis. Supported by all of the equipment in the neonatal intensive care unit (NICU), a premature infant continues its development as a normal fetus of the same gestational age would do inside the mother’s uterus, but with one important exception. Inside the womb, oxygenated, nourished blood comes in, and blood carrying waste goes out, through the placenta and umbilical cord. Once delivered, however, a preemie must breathe through its lungs, cleanse the blood with its liver and kidneys, and get nutrition through its gastrointestinal tract.

But because these organ systems, especially the lungs, are not really ready to do their job so early, there is a limit to how early a developing fetus can be transferred from womb to NICU. Known as viability, the limit definitely has been pushed back with special treatments given to the mother prior to delivery and, just after birth, directly into the preemie’s lungs, and with intensive support. But the 22 week gestational age may be around the absolute limit for survival for a fetus that will have to depend on lung-breathing, not to mention other organs, rather than its mother’s nourished blood.

Still, the capability to push back the limit is around the corner. One of the two developing key technologies is the artificial amniotic fluid filled environment that has continued to develop with laboratory animal models since the work with goats in the 1990s. The other area is embryo transfer. Not only can a developing mammal be transferred from the uterus of its own mother to that of a surrogate, but gradually investigators are reproducing the endometrium–the cell layer of the uterus that contains and nourishes the pregnancy–as a cell culture, or an in vitro model. The convergence of these technologies will make it possible to transfer a developing human into a system that includes the placenta and umbilical cord and supplies all consumables (oxygen and food), and removes all waste, directly through the blood.

Thus, survival and continuing development would not depend on the lungs and other organs being ready yet to do their job. Applying such a system to fetus delivered in the middle of pregnancy would constitute real partial ectogenesis. Furthermore, since bypassing the developing, not fully functional organs, stands to improve survival substantially, and might even decrease the costs of extreme premature birth, the movement of the technology from research to clinic is inevitable.

Once that happens, there will be no obstacle against pushing the limit further, toward full ectogenesis. But there will be no obstacle to pushing the limit akin to how lung viability has placed an obstacle to conventional pre-term care. At some point, an in vitro fertilized egg could be planted directly into the artificial womb, with no need for a natural uterus even for the early stages.

Societal implications

An artificial womb may sound futuristic, and in Haldane’s time this may have supported a perception that realizing the technology would go together with controlling the birth rate and eugenics controlling which humans come to life, and thus which genetic traits get passed down to future populations. But today, we could do these things without ectogenesis. We have plenty of contraceptive methods and can sterilize people, or make them more fertile, while pregnancies can be induced with implanted embryos made with in vitro fertilization.

If anyone is working on a eugenics program at present, they can use surrogate mothers and don’t really require an artificial uterus–unless, we imagine a society that routinely, forcefully sterilizes all females, so that whoever has the artificial uterus has a monopoly on reproduction, ectogenesis does not relate particularly to those 1920s issues. Instead, the artificial uterus would simply move the pregnancy outside of the woman’s body. When considering societal consequences, that’s the main factor that we need to keep in mind, and doing so we see that it does relate to many currently controversial issues.

Considering abortion, for instance, while the proposition that a fetus, even an embryo, is a person with a “right to life” is a religious belief that cannot be imposed on everyone else, the main argument for the right to choose is a woman’s right to control her body. If a developing embryo or fetus is not viable and the mother wants it out of her uterus, that’s her right.

But what happens once we have the technology to remove it from her without killing it and let the pregnancy continue in an artificial womb? Already, with NICU technology pushing back the survival limit, the timing of viability affecting the legality of abortion, has been challenged by abortion foes. The prospect of ectogenesis stands to turn the viability issue on its face, and it will be interesting to see where that leads.

While social conservatives might be receptive about what an artificial uterus might do to the abortion paradigm, make no mistake they’d probably not be happy that the technology also stands to make it much easier for male gay couples to have babies. All they’d need is an egg donor no more need for a surrogate mother to take the embryo into her uterus and carry it for 40 weeks. That’s easier for any gay couple in terms of practicality, waiting periods, and money. The same thing goes for a transgender person wishing to have a child.

Finally, because of the sheer numbers, the artificial uterus could have major implications for heterosexual women with fully functional uteri. Many who want children of their own might prefer to forego pregnancy yet would hesitate to hire a human surrogate. Not only is it expensive, but the surrogate could grow fond of the fetus she’s carrying, so why bother taking the risk?

On the other hand, the mind set could be quite different if the surrogate were a high tech jar. It’s your baby with no worries about competing mothers. I’m not suggesting that all potential mothers would opt for this, but Haldane’s guess might not be so unrealistic in that it might end up being a substantial fraction of the population.

David Warmflash is an astrobiologist, physician and science writer. Follow @CosmicEvolution to read what he is saying on Twitter.


Coming soon: Making babies. without sperm?

Advances in technology, like in vitro fertilization and surrogacy, have opened up whole new ways for people to reproduce and start families. Now, Dr. Arathi Prasad, a writer with a PhD in mammalian cell cycle biology, says the parent of the future may not even require any assistance at all from a partner — spouse, surrogate, sperm donor, or otherwise. En su libro Like a Virgin: How Science is Redesigning the Rules of Sex, Prasad describes the "ultimate solo parents" of tomorrow, who are able to use their own stem cells to produce the eggs and sperm necessary for offspring — all on their own. Here's what you should know:

How would this work?It all revolves around stem cells — the malleable, early-stage cells that can be coaxed into other living parts, including skin, vital organs, and sperm and egg cells. According to Prasad, women could theoretically eliminate the need for sex and sperm during the baby-making process. Instead, a woman "could use her own stem cells and an artificial Y chromosome to produce healthy new eggs and sperm at any age," says Kira Cochrane at iol, creating a "pseudo-sperm" that would fertilize an egg to create an embryo. A mother wouldn't even need to carry the fetus in her own body instead, her child-to-be could gestate in an artificial womb.

Couldn't men do the same thing?They could, at least in theory. Such a development would allow gay couples to have children created from their own DNA, or single men to become parents just as easily as women. This kind of breakthrough could be a "great biological and social equalizer," writes Prasad. Men and women could have equal clout in the parenting process from the very beginning. Traditional parenting roles would ultimately have to be reassessed.

Wouldn't that mean the offspring are clones of their parents?Science fiction might make that sound like it'd be the case, but it's actually not. "Every time you create an egg there's a shuffling of the DNA," says Prasad. That means each child will be slightly different, and it's the same reason why siblings "don't tend to look the same."

What about natural processes like breast milk production?Prasad believes that all the biological experiences an expectant mother goes through could be recreated with technology. "The body is a machine," she says. Hormone therapy could be used to induce milk production in the body — even for males. Another bonus: Smoking, drinking, and other self-destructive behavior would no longer be dangerous biological factors for producing children. "The whole idea of nature being fantastic — it's not," says Prasad. "There are situations where it's not healthy [in the womb], and babies would be better off outside."

What kind of breakthroughs point to this one day being possible?Previous studies conducted on animals have found it possible to create healthy new eggs forged from bone marrow. The same goes for sperm. Prasad envisions these kinds of futuristic conception methods being possible within the next 40 or so years after all the ethical, technological, and regulatory hurdles are out of the way. It's not really a question of "if" when it comes to this kind of technology, notes Prasad — but "when."