Información

¿Cuándo fue el último ancestro común del cerdo y el humano?

¿Cuándo fue el último ancestro común del cerdo y el humano?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Algunas religiones consideran a los cerdos como inmundos debido a que la carne de cerdo tiene una composición más parecida a la humana. No creo esto ni por un instante, pero me hizo pensar, ¿qué tan cerca están el cerdo y el ser humano en el árbol evolutivo?


El último ancestro común data de hace unos 97,5 millones de años.

TimeTree.org Cerdo vs. Humano

Dicho esto, están lo suficientemente cerca de nosotros como para ser un vector de los virus de la influenza que pueden dar el salto al ser humano con bastante facilidad.

También usamos su tejido como homólogo de humanos en la investigación forense. También usamos válvulas de corazones de cerdo para reemplazar válvulas humanas defectuosas.

Este artículo de Nature News revisa parte del trabajo que se está realizando con el trasplante de tejido de cerdo a humano. Aunque se les concede, los métodos que están analizando dependen en gran medida de la edición de genes dirigida.


Antepasado de chimpancés y humanos (imagen)

El último ancestro común de los chimpancés y los humanos representa el punto de partida de la evolución humana y de los chimpancés. Los simios fósiles juegan un papel fundamental a la hora de reconstruir la naturaleza de nuestra ascendencia simia.

Crédito

Impreso con permiso y copia de Christopher M. Smith

Restricciones de uso

Puede usarse con el crédito apropiado

Descargo de responsabilidad: AAAS y EurekAlert! ¡no somos responsables de la precisión de los comunicados de prensa publicados en EurekAlert! por las instituciones contribuyentes o para el uso de cualquier información a través del sistema EurekAlert.

Contacto con los medios

Más sobre este comunicado de prensa

Reseña: la mayoría de las historias sobre orígenes humanos no son compatibles con fósiles conocidos

Museo Americano de Historia Natural

Palabras clave

Multimedia

Artículo de revista relacionado

Copyright y copia 2021 de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS)

Copyright y copia 2021 de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS)


¿Cuándo fue el último ancestro común del cerdo y el humano? - biología

Querido Jim,
Recientemente se ha completado una versión preliminar del genoma del cerdo (Sus scrofa). Consulte los recursos del genoma de cerdo de NCBI
No he visto ningún% de número de identidad general, pero se puede decir que `` el genoma del cerdo es de tamaño similar (3 x 10 ^ 9 pb), complejidad y organización cromosómica '' como el genoma humano. Esto es de http: // www.genome.gov/Pages/Research. eSEQ021203.pdf

La comparación entre humanos y chimpancés es bien conocida. Si compara los polimorfismos de un solo nucleótido (SNP), los genomas son un poco menos del 99% idénticos. Esta identidad entre dos humanos no emparentados es de aproximadamente el 99,9%. Ninguna de estas comparaciones incluye la pérdida y las ganancias de ADN denominadas `` indels ''. Estas diferencias también se denominan diferencias en el número de copias y no es fácil expresar esta diferencia. Un ejemplo de una diferencia en el número de copias entre humanos es el gen responsable del daltonismo. Una forma de hacer esta comparación es identificar regiones que son muy similares a partir de los mapas genéticos. Estas regiones se denominan `` segmentos sintéticos ''. La expectativa es que el tamaño de las regiones disminuirá cuanto más separadas (tiempo desde el último ancestro común) estén las especies.

Entonces, ¿qué tan similares son nuestros genes a los de un cerdo o un chimpancé? Para esta pregunta, elijo 1 gen. Comparé el gen de la albúmina. Las secuencias de ARNm de albúmina humana (GenBank: NM_000477) al chimpancé (GenBank: XM_517233) y al cerdo (GenBank: NM_001005208). Comparé las secuencias por pares con el programa llamado BLAST (herramienta de búsqueda de alineación local básica) en el NCBI (BLAST: herramienta de búsqueda de alineación local básica)

Los genes de la albúmina humana y de cerdo son idénticos en un 83% (identidades = 1739/2091, huecos = 80/2091 (3%)).
Los genes de la albúmina humana y de chimpancé son 99% idénticos (Identidades = 2119/2136, Gaps = 0/2136 (0%)).
Los genes de albúmina de chimpancé vs cerdo son 82% idénticos (Identidades = 1668/2017, Gaps = 84/2017 (4%)).

Puede presentar un buen argumento a favor de la evolución con su pregunta. Si los genes del cerdo, el chimpancé y la albúmina humana fueran el producto de una creación separada, no habría razón para creer que la

350 diferencias de nucleótidos entre el humano y el cerdo serían las mismas que las

350 diferencias entre el chimpancé y el cerdo. No he hecho esta alineación de secuencia múltiple. Puede que nunca se haya hecho. PERO, es fácil de hacer y predeciría, basado en las relaciones evolutivas, que & gt90% de las diferencias con el cerdo se compartirán entre las secuencias de humanos y chimpancés.


Evolución del genoma porcino

Evolución de genes y familias de genes

Para examinar la tasa de mutación y el tipo de genes que codifican proteínas que muestran una evolución acelerada en los cerdos, identificamos ∼ 9.000 como ortólogos 1: 1 dentro de un grupo de seis mamíferos (humanos, ratones, perros, caballos, vacas y cerdos). Este conjunto de genes ortólogos se utilizó para identificar proteínas que muestran una evolución acelerada en cada uno de estos seis linajes de mamíferos (información complementaria). El número observado de sustituciones sinónimos por sitio sinónimo (dS) para el linaje porcino (0,160) es similar al de los otros mamíferos (0,138-0,201) excepto para el ratón (0,458), lo que indica tasas evolutivas similares en cerdos y otros mamíferos. La relación dN / dS observada (relación entre la tasa de sustituciones no sinónimas y la tasa de sustituciones sinónimas) de 0,144 se encuentra entre las de humanos (0,163) y ratones (0,116), lo que indica un nivel intermedio de presión de selección purificadora en el cerdo. . Los genes que mostraban proporciones aumentadas de dN / dS en cada linaje se analizaron utilizando DAVID 8 para examinar si estos genes de rápida evolución estaban enriquecidos para procesos biológicos específicos. La mayoría de los linajes muestran diferentes vías de rápida evolución, pero algunas son compartidas (Fig. 1).

Vías KEGG con genes que muestran una evolución acelerada para cada uno de los seis mamíferos utilizados en el análisis dN / dS. Los gráficos de barras muestran los valores individuales de dN / dS y dS para cada uno de los seis mamíferos. Los valores dN / dS y dS se refieren al período de tiempo de cada uno de los seis linajes individuales. El número de proteínas que muestran proporciones dN / dS significativamente aceleradas en cada linaje varía de 84 en el ratón a 311 en el linaje de cerdo. Vías significativamente (PAG & lt 0.05) enriquecidos dentro de este grupo de genes también se muestran con el número de genes entre paréntesis. HPI, Helicobacter pylori infección.

Se sabe que los genes inmunitarios están evolucionando activamente en los mamíferos 9,10. Debido a que muchos genes inmunes no se incluyeron en el análisis de ortólogos 1: 1, examinamos un subconjunto seleccionado al azar de 158 proteínas de cerdo relacionadas con la inmunidad en busca de evidencia de evolución acelerada (información complementaria). Veintisiete de estos genes (17%) demostraron una evolución acelerada (Tabla complementaria 8). Un análisis paralelo de 143 ortólogos humanos y 145 bovinos reveló tasas de evolución muy similares (18% en humanos y 12% en bovinos, respectivamente). Mediante un análisis de sitio de ramificación, detectamos una evolución acelerada de aminoácidos en PRSS12, CD1D y TRAF3 específicos de cerdo (selección positiva en rama de cerdo), así como aminoácidos en TREM1, IL1B y SCARA5 específicos de cerdo y vaca (selección positiva en la rama cetartiodactyl).

Un análisis adicional de genes inmunes porcinos (Tabla complementaria 5) reveló evidencia de duplicaciones de genes específicos y expansiones de familias de genes (Tablas complementarias 6 y 7). El análisis de este segundo genoma de cetartiodáctilo indica que algunas expansiones son específicas de cetartiodáctilo (catelicidina) mientras que otras son específicas de rumiantes / bovinos (β-defensinas, lizozimas de tipo C) o potencialmente específicas de porcinos (interferón tipo I, subfamilia δ).

Los cerdos tienen al menos 39 genes de interferón tipo I (IFN), que es el doble del número identificado en humanos y significativamente más que en ratones. También detectamos 16 pseudogenes en esta familia. El ganado tiene 51 IFN de tipo I (13 pseudogenes), lo que indica que las familias de IFN de tipo I tanto bovino como porcino se han expandido. Esto es particularmente importante para los subtipos de interferón δ (IFND), ω (IFNW) y τ (IFNT) los cerdos y el ganado son subtipos específicos de especies en evolución de IFND e IFNT, respectivamente. Ambas especies están expandiendo la familia IFNW y comparten muchas más isoformas IFNW que otras especies. Por tanto, la expansión de genes de interferón no es específica de rumiantes como se propuso anteriormente, aunque la duplicación dentro de algunas subfamilias específicas parece ser específica de bovinos o porcinos.

Dentro de los genes relacionados con la inmunidad anotados, encontramos evidencia de la duplicación de seis genes relacionados con la inmunidad: IL1B, CD36, CD68, CD163, CRP y IFIT1, y un gen no inmune, RDH16. los CD36 gen también está duplicado en el genoma bovino, mientras que el gen IL1B La duplicación de genes, en la que se informó anteriormente de evidencia de una duplicación parcial 11, es única en los mamíferos. Otros genes inmunes clave en el complejo principal de histocompatibilidad, la inmunoglobulina, el receptor de células T y los loci del receptor de células asesinas naturales se han caracterizado en detalle 12,13,14,15,16,17,18,19 (Información complementaria).

Otra expansión significativa del genoma porcino es la familia de genes del receptor olfatorio. Identificamos 1.301 genes de receptores olfatorios porcinos y 343 genes de receptores olfatorios parciales [20]. La fracción de pseudogenes dentro de estas secuencias de receptores olfatorios (14%) es la más baja observada en cualquier especie hasta ahora. Este gran número de genes receptores olfativos funcionales probablemente refleja la fuerte dependencia de los cerdos en su sentido del olfato mientras buscan comida.

Conservación de la sintencia y los puntos de ruptura evolutivos.

La alineación del genoma porcino contra otros siete genomas de mamíferos (información complementaria) identificó bloques de sintenia homólogos (HSB). Utilizando HSB porcinos y criterios de filtrado estrictos, se localizaron 192 regiones de punto de ruptura evolutivo (EBR) específicas de los cerdos. El número de EBR porcinos (146, Cuadro complementario 11 y Fig.16 complementario) es comparable al número de EBR específicos de linaje bovino (100) informado anteriormente utilizando una resolución ligeramente inferior (500 kilobases (kb)), lo que indica que ambos Los linajes evolucionaron con una tasa promedio de ∼ 2.1 reordenamientos a gran escala por millón de años después de la divergencia de un ancestro cetartiodáctilo común ∼ hace 60 Myr 2. Esta tasa se compara con ∼ 1,9 reordenamientos por millón de años dentro del linaje de primates (Tabla complementaria 11). Se detectaron un total de 20 y 18 EBR de cetartiodáctilo (compartidos por cerdos y bovinos) utilizando los genomas porcino y humano como referencia, respectivamente.

Las EBR específicas de cerdo se enriquecieron con transposones de retrovirus 1 endógeno LTR (LTR-ERV1) y repeticiones satélite (Tabla complementaria 12), lo que indica que estas dos familias de secuencias repetitivas han contribuido a la evolución cromosómica en el linaje porcino. Diferentes familias de elementos transponibles parecen haber estado activas en el ancestro cetartiodáctilo. Los EBR de cetartiodactilo están enriquecidos con elementos LINE1 y SINE derivados de tRNA Glu. Los SINE derivados de tRNA Glu, previamente encontrados sobrerrepresentados en cetartiodactyl EBRs definidos en el genoma bovino 10, se originaron en el ancestro común de los cetartiodactyls 21. Nuestra observación de que estos elementos también están enriquecidos en EBR porcinas apoya firmemente la hipótesis de que los elementos transponibles activos promueven reordenamientos genómicos específicos de linaje.

Un conjunto estricto de ortólogos uno a uno de porcino a humano utilizando la base de datos MetaCore reveló que las EBR porcinas y los intervalos adyacentes están enriquecidos para los genes involucrados en la percepción sensorial del gusto (PAG & lt 8,9 × 10 −6 FDR & lt0,05), lo que indica que los fenotipos gustativos pueden haber sido afectados por eventos asociados con reordenamientos genómicos. Los cerdos tienen una capacidad limitada para saborear el NaCl 22. SCNN1B, un gen que codifica un canal de sodio involucrado en la percepción de sabores salados, se encuentra en una EBR específica porcina. Otro gen ITPR3, que codifica un receptor para el trifosfato de inositol y un canal de calcio involucrado en la percepción de umami y sabores dulces, se ha visto afectado por la inserción de varios elementos móviles SINE específicos de porcino en su región 3 ′ no traducida (3 ′ UTR), de acuerdo con nuestra observación de una mayor densidad de elementos transponibles en las EBR. Además de los 8 genes del receptor del sabor amargo anotados por Ensembl y que se utilizaron en el análisis de enriquecimiento génico, identificamos 9 genes intactos, para dar un número total de 17 receptores TAS2R en el cerdo (Tabla complementaria 13). Esto se compara con 18 receptores intactos del sabor amargo en el ganado, 19 en el caballo, 15 en el perro y 25 en los humanos 23,24. De los 14 genes del receptor del sabor amargo que se asignaron a un cromosoma de cerdo específico (SSC), 10 se encontraron cerca de 2 EBR en SSC5 y SSC18 (Tablas complementarias 13 y 15). También encontramos que al menos cuatro receptores gustativos (TAS1R2, TAS2R1, TAS2R40 y TAS2R39) han sido objeto de una selección relajada (información complementaria). Los cerdos no son sensibles al sabor amargo y toleran concentraciones más altas de compuestos amargos que los humanos 22,25. Por lo tanto, los cerdos pueden comer alimentos desagradables para los humanos. Una revisión de la red de transducción del gusto porcino (Fig. 17 complementaria) reveló genes adicionales afectados por reordenamientos que afectan los procesos de las "células receptoras apicales y gustativas". Junto con la sobrerrepresentación observada de genes relacionados con la "actividad del receptor adrenérgico" y las categorías de "angiotensina y otras uniones" en las EBR de cerdo (Fig. 18 complementaria), nuestros datos indican que los reordenamientos cromosómicos contribuyeron significativamente a la adaptación en el linaje suido.


¿Por qué los cerdos y los humanos son tan parecidos?

Sé que los cerdos están lo suficientemente cerca de los humanos como para que podamos trasplantar órganos de cerdos. Mi pregunta no es sobre el panorama general de la evolución, sino por qué los cerdos están tan cerca de nosotros en comparación con otros mamíferos. ¿Tenemos un ancestro común con los cerdos que está más cerca que las ballenas o los perros? ¿Sabemos algo sobre ese ancestro común?

Creo que no están más cerca de nosotros que otros animales no primates como las ballenas o los perros, pero yo no soy un biólogo evolutivo, así que podría estar equivocado. Las personas que reciben injertos de especies extrañas (xenógrafos) reciben inmunosupresores intensos.

Sin embargo, los cerdos tienen un tamaño cercano a nuestro tamaño y tienen una anatomía cardíaca similar, por lo que podemos usar sus válvulas aórticas en trasplantes humanos. El tejido del saco pericárdico de caballos y vacas también se puede transformar en una válvula para un ser humano. Obviamente, somos más similares a los primates como los babuinos, pero desde un punto de vista práctico, los cerdos son más fáciles de criar y criar que los grandes primates. También existe una menor probabilidad de transmisión de enfermedades cuando se usa un no primate, ya que hay menos cosas que podemos contraer de ellos.

Además, hasta donde yo sé, los xenotrasplantes de órganos completos nunca han tenido éxito, además de ser una solución temporal para ayudar a las personas hasta que puedan obtener un órgano humano. El trasplante de animales ciertamente no es común y se discute principalmente en hipótesis en este momento.


Cráneo de Dmanisi

El cráneo de Dmanisi es otro descubrimiento que entra en conflicto con la teoría OOA. Hizo que algunos investigadores sugirieran que el Homo erectus se originó en el este y sudeste de Asia. El cráneo de Dmanisi (también conocido como D4500 o Skull 5) fue descubierto en Dmanisi, Georgia en 2005 y el descubrimiento se publicó en la revista Science en octubre de 2013. Se considera uno de los cráneos de 1,8 millones de años más completos de un Pleistoceno. Homo erectus, con una altura estimada de la persona entre 4,79 pies y 5,45 pies. 76.

La investigación comenzó en 1991 después de que el científico georgiano David Lordkipanidze descubriera los restos de una ocupación humana temprana en una cueva en Dmanisi, Georgia. Poco después de eso, se han encontrado cinco cráneos de homínidos tempranos más en otros sitios arqueológicos. Todos los cráneos encontrados en diferentes sitios arqueológicos de Dmanisi tienen variaciones morfológicas significativas. Si se colocan uno al lado del otro, se clasificarían como cráneos de diferentes especies. Sin embargo, todos los cráneos de Dmanisi eran de la misma edad y estaban ubicados exactamente en el mismo lugar.

Si bien el Homo erectus asiático tiene diferentes rasgos ancestrales y puede considerarse un linaje separado, los restos del Pleistoceno medio encontrados en Europa podrían ser un segundo o tercer linaje separado.

David Lordkipanidze y otros investigadores propusieron que estos cráneos pertenecen a una única especie de Homo erectus en evolución, similar a las que se encuentran en África y Asia. Otros investigadores de antropología que no participaron en la excavación dijeron que los fósiles de Dmanisi fueron un gran hallazgo, pero no creen que este sea el mismo Homo erectus que se originó en África o Asia. El análisis del cráneo de Dmanisi indica claramente que el origen humano no se aisló en un solo lugar y probablemente comparte características en todo el mundo.

Investigadores de Georgia y de la Universidad de Zurich examinaron cráneos de Dmanisi, variaciones en cráneos humanos modernos y cráneos de chimpancés, y concluyeron que se veían diferentes entre sí. Descubrieron que los cráneos tienen variaciones en las características físicas similares a la diversidad que se encuentra en los humanos de hoy. Esta evidencia respalda el hecho de que la diversificación ya se produjo en Dmanisi hace 1,8 millones de años. David Lordkipanidze dijo él mismo:

Si coloca por separado estos cinco cráneos y cinco mandíbulas en diferentes lugares, tal vez la gente lo llame como una especie diferente.

Los recientes descubrimientos de fósiles no muestran realmente formas de transición obvias entre humanos y chimpancés. Los cráneos de Dmanisi se ven diferentes de los cráneos de chimpancés y no comparten ninguna característica física con ellos. Incluso el Dr. Leakey, una de las personas que descubrió a "Lucy" (conocida como Australopithecus afarensis), admitió que Lucy & # 8217s está tan incompleta que no hay conclusiones firmes sobre qué especie era, a pesar de que la edad de su esqueleto era de 3,5 a 4 años. millones de años.


El científico forastero

McCarthy dejó la academia en 2007, frustrado porque quería trabajar en sus propias ideas en lugar de ayudar a otros investigadores con sus necesidades estadísticas y computacionales. Más tarde relataría sus frustraciones en una novela satírica, El Departamento, basado libremente en antiguos colegas.

Durante todo este tiempo, McCarthy había ido acumulando conocimientos sobre la hibridación. En 2006, publicó Manual de híbridos aviarios del mundo, una referencia de 600 páginas sobre hibridación en aves, a través de Oxford University Press. Cuando dejó la universidad, tenía un manuscrito de 400 páginas para otro libro, titulado Sobre los orígenes de las formas de vida nueva. Abrió con una cita del filósofo y lógico francés Pierre Ab & # xE9lard: & # x201C Al dudar llegamos a cuestionar, y al cuestionar percibimos la verdad. & # X201D

Poco después de dejar la Universidad de Georgia, McCarthy firmó un contrato con Oxford University Press para publicar Sobre los orígenes de las formas de vida nueva. Sin embargo, después de recibir una evaluación mixta de los revisores, la prensa decidió no imprimirlo.

McCarthy se enfrentó a la decisión de enviar su manuscrito a otro lugar o publicarlo por su cuenta. Eligió lo último, decidiendo que la & # x201C revisión por pares era innecesaria para un trabajo de este tipo & # x201D, dijo. & # x201C Después de todo, En el origen de las especies no se sometió a revisión por pares. & # x201D

Gene McCarthy Foto cortesía de Gene McCarthy

Su razonamiento es representativo de científicos externos o marginales, que tienden a & # x201Cree que cada idea debe evaluarse en función de sus méritos & # x2014 nada debe descartarse porque proviene de una fuente informal & # x201D, dijo Andrew Bartlett, sociólogo de la ciencia. en la Universidad de Sheffield en Gran Bretaña.

El sello distintivo de los científicos externos es que & # x201C ellos & # x2019 todos han creado una nueva ciencia desde cero & # x201D, dijo Margaret Wertheim, escritora científica y autora del libro. Física al margen. & # x201C Siempre & # x2019s siempre hay una visión particular, y ven esa estructura, forma o principio en funcionamiento en todas partes. Gran parte del mundo se enfoca a través de esta idea, que literalmente les ha encantado. & # X201D

Tanto Wertheim como Bartlett han pasado mucho tiempo con físicos externos, quizás la comunidad científica marginal mejor organizada. Notaron un perfil común: ingenieros hombres, a menudo jubilados, un número decente de los cuales tienen doctorados en ingeniería. En muchos casos, sienten que la física moderna se ha vuelto demasiado complicada, incomprensible o & # x201Chijacked por la élite & # x201D & # x2014, por lo que tienen sus propias explicaciones, según Wertheim.

& # x201C & # x2019tienes conceptos como el espacio-tiempo relativo, la dualidad onda-partícula y otras cosas que simplemente se sienten alienantes para una gran cantidad de personas & # x201D, dijo. & # x201C Su sentimiento es, & # x2018 Mire como una persona inteligente, creo que el universo funciona de una manera que debería ser comprensible para una persona razonable y bien educada. & # x2019 & # x201D

Junto con eso viene un desprecio por cómo la ciencia se ha institucionalizado, dijo Bartlett. & # x201C Ahí & # x2019s esta idea romántica de la ciencia & # x2014 de un hombre soltero, descifrando el universo solo con su razón & # x201D.

Sin duda, la ciencia moderna, con su cultura & # x201Cpublicar o perecer & # x201D, está llena de problemas, uno de los cuales es que puede cerrarse a nuevas ideas.

Las quejas que los científicos marginales tienen contra la ciencia son & # x201Ca menudo versiones exageradas de quejas que ya existen en la ciencia & # x201D Bartlett. & # x201CPero mientras que los científicos marginales tirarían al bebé con el agua de la bañera, la mayoría de los científicos tradicionales buscarían formas de mejorar el sistema. & # x201D

Un desafío con los científicos externos & # x2014 y con el público en general & # x2014 es que a menudo no están al tanto de lo incremental que es la mayor parte de la ciencia, agregó Bartlett. Aunque a la gente le encanta la historia del inconformista condenado al ostracismo como Galileo, aquellos de nosotros que no somos científicos tenemos que confiar en el consenso de los expertos, dijo. No es que la opinión minoritaria deba ser desterrada de la ciencia, es solo que los miembros del público no están en condiciones de juzgar quién tiene razón o quién está equivocado.

& # x201C Tenemos que pensar, & # x2018 & # x2019s aquí un cuerpo de personas con tremenda experiencia, que han dedicado sus vidas a comprender y construir sobre el trabajo de otros, & # x2019 & # x201D Bartlett. & # x201CIt & # x2019s para que discutan entre ellos y nos presenten la mejor respuesta que puedan en ese momento. & # x201D

Por supuesto, si el público realmente confía en los tribunales de la ciencia es otro asunto, y los movimientos de hoy en día contra el cambio climático y la vacunación sugieren que hay un gran margen de mejora.

Wertheim cree que parte de la solución es reconocer que la ciencia puede interactuar de maneras matizadas con otras creencias, valores o formas de encontrar sentido a la vida.

& # x201C Hay & # x2019 una tendencia creciente a presentar la ciencia como algo que tiene todas las respuestas para todo & # x201D, dijo, cuando por supuesto que no & # x2019t. & # x201CIt & # x2019s no es de extrañar que la gente se relaje. & # x201D

Los científicos externos solo quieren lo mismo que los científicos internos, y todos los humanos para el caso, dijo: Para tomar prestada una frase del biólogo teórico Stuart Kauffman, quieren & # x201C sentirse como en casa en el universo & # x201D.


¿Comparten los humanos una ascendencia común con los grandes simios?

El peso de la evidencia científica demuestra que los supuestos fósiles intermedios entre los simios y los humanos no confirman ningún ancestro común, los neandertales eran 100 por ciento humanos, Lucy y otros simios australopitecinos no eran realmente bípedos, y la selección natural y las mutaciones proporcionan una fuerte evidencia contra la pseudo- Doctrina científica de la macroevolución. Las afirmaciones darwinianas de la evolución humana a partir de los simios no han sido respaldadas por datos científicos. Si la macroevolución humana a partir de ancestros primitivos parecidos a los simios fuera cierta, los antropólogos deberían observar evidencia en el registro fósil y deberían haber encontrado un mecanismo para este tipo de transformación dramática, según el Dr. Duane T. Gish y el zoólogo Frank Sherwin.

Los evolucionistas creen que los seres humanos modernos evolucionaron a partir de ancestros extintos parecidos a los simios. Argumentan que la evidencia genética apunta a una divergencia evolutiva entre los humanos primitivos y los linajes de los grandes simios en el continente africano hace unos 6,5 millones de años. Los restos fosilizados de los primeros homínidos (el linaje humano) datan de hace aproximadamente 4 millones de años en África y están clasificados como género Australopithecus. La siguiente etapa evolutiva importante, clasificada como Homo habilis, ocupó el África subsahariana hace aproximadamente 1,75 millones de años, según el Dr. Ian Tattersall y el Dr. Phillip V. Tobias.

Los darwinistas argumentan que el Homo habilis parece haber sido reemplazado por especies parecidas a los humanos más altas, más inteligentes y superiores, clasificadas como Homo erectus, que vivieron entre 1.500.000 y 200.000 años atrás. Homo erectus migró gradualmente a Asia y Europa. Hace entre 600.000 y 200.000 años, Homo heidelbergensis vivió en África, Europa y Asia. Los evolucionistas sostienen que el Homo erectus y las características humanas modernas indican sus raíces evolutivas al Homo heidelbergensis. Los neandertales (Homo Neanderthals), que evolucionaron a partir del Homo erectus, ocuparon Europa y Asia occidental desde hace 200.000 a 30.000 años. Los darwinistas creen que los humanos completamente modernos (H. sapiens) surgieron en África hace aproximadamente 150.000 años después de evolucionar directamente de Homo erectus o de Homo heidelbergensis, según la Dra. Gail Kennedy.

Sin embargo, los creacionistas y los teóricos del diseño inteligente rechazan estas afirmaciones no científicas porque los datos científicos muestran más evidencia de un creador y diseñador de inteligencia omnisciente para la humanidad. El análisis de las afirmaciones darwinianas, los estudios de casos de primates y el mecanismo naturalista para la transformación de primates demuestran que los seres humanos no evolucionaron ni pudieron haber evolucionado a partir de un antepasado simiesco.

Afirmaciones de los hombres mono darwinianos

Las afirmaciones de los hombres-mono darwinianos no muestran evidencia científica de la evolución humana de ningún antepasado simio. Sin embargo, los macroevolucionistas argumentan que cuando miramos de cerca nuestras manos, vemos cinco dedos flexibles en cada mano. Los animales con cinco dedos flexibles se llaman primates. Los monos, los simios y los humanos son buenos ejemplos de primates. Los primates probablemente evolucionaron a partir de pequeños mamíferos parecidos a roedores que se alimentan de insectos y que vivieron hace unos 60 millones de años, según el Dr. Rinehart y el Dr. Winston. Todos los investigadores están de acuerdo en ciertos hechos básicos, que sabemos, por ejemplo, que los humanos evolucionaron a partir de antepasados ​​que compartimos con otros primates vivos como los chimpancés y los simios, según el Dr. Miller y el Dr. Levine. En otras palabras, los macroevolucionistas creen que los seres humanos comparten un ancestro común con los grandes simios, como los gorilas, los orangutanes y los chimpancés. Sin embargo, los hallazgos fósiles no respaldan sus creencias, según el Dr. Gary Parker y el Dr. Duane T. Gish.

Los macroevolucionistas afirman que el hombre de Java es un antepasado evolutivo del hombre moderno. El hombre de Java es el nombre común de los restos fosilizados de Homo erectus encontrados por el Dr. Eugene Dubois cerca de Trinil en Java durante 1891. Los restos del hombre de Java incluían un casquete y un fémur. Este hallazgo representa los primeros fósiles conocidos de Homo erectus, según muchos antropólogos. Sin embargo, cuando el Dr. Rudolph Virchow examinó los hallazgos fósiles del hombre de Java de Dubois, dijo que, en mi opinión, esta criatura era un animal, un gibón gigante, de hecho. El fémur no tiene la más mínima conexión con el cráneo. & # 8221 Dubois era conocido por ocultar información a otros antropólogos. Dubois insistió en que el hombre de Java no era un hombre, sino un animal intermedio entre los gibones y los humanos. Desde la década de 1950, los antropólogos han estado llamando al hombre de Java Homo erectus, pero rechazan las conclusiones de Dubois de que se trataba de un antepasado intermedio entre los simios y el hombre, según el Dr. Duane T. Gish.

Los darwinistas afirmaron que el hombre de Piltdown era un vínculo intermedio entre los simios y los humanos. Sus restos fueron encontrados entre 1908 y 1912 en Piltdown, Inglaterra. Afirmaron que este hallazgo era un vínculo intermedio de 500.000 años entre humanos y simios. Apareció en libros y enciclopedias de ciencia académica en toda Europa como el eslabón perdido entre humanos y simios. Sin embargo, se descubrió que se trataba de un fraude en 1953. Los huesos habían sido teñidos químicamente para que parecieran viejos y limados para que encajaran. Se demostró que el cráneo consiste en un cráneo humano unido por expertos a la mandíbula de un orangután. El engaño probablemente fue cometido por el descubridor del cráneo, Charles Dawson, o por un miembro del personal del Museo Británico, Martin A.C. Hinton, según el Dr. Duane T Gish y otros.

Otro eslabón perdido reclamado por los darwinistas fue el hombre de Nebraska. Este restos fósil descubierto en 1922 se utilizó para apoyar la evolución en el Sendero Scopes de 1925. Los evolucionistas afirmaron que este fósil era un eslabón perdido de un millón de años. Sin embargo, tras un análisis cuidadoso de otros darwinistas, la verdad demostró que este fósil eran los restos de un cerdo extinto y un diente # 8217, según el Dr. Gary Parker.

Los animales Ramapithecus están relacionados con el género Sivapithecus, que son primates extintos. G. Edward Lewis encontró la mandíbula superior del animal y algunos fragmentos de dientes en Siwalik Hills en el norte de la India y los describió como Ramapithecus en la década de 1930. Durante años, los darwinistas presentaron este hallazgo como el primer antepasado directo del hombre moderno. Finalmente, en la década de 1970 se encontró un babuino que vivía en Etiopía con una estructura dental y de mandíbula similar a Ramapithecus. Más tarde, Ramapithecus fue eliminado de la línea humana. Hoy en día, los evolucionistas creen que los restos de Ramapithecus pertenecen a cualquier especie del género Sivapithecus, que son los antepasados ​​de los orangutanes modernos. Por estas razones, el análisis científico de estos & # 8220ape-men & # 8221 reveló que el hombre de Java era completamente humano, el hombre de Piltdown era un engaño inteligente, el hombre de Nebraska era un cerdo extinto y Ramapithecus era solo un simio. Además, la mayoría de las fechas de estos "hombres simios" imaginarios estaban equivocadas, según el Dr. Gary Parker y el zoólogo Frank Sherwin.

Un estudio de caso de neandertales y australopitecinos no muestra evidencia de evolución humana de ningún antepasado simiesco. El peso de la evidencia científica indica que estos restos fosilizados eran simios o seres humanos.

Los neandertales se encontraron por primera vez cerca de Dusseldorf, Alemania, en 1856. Sus restos fueron reconstruidos por antropólogos darwinianos para que parecieran más simiescos, según el Dr. Jack Cuozzo. Sin embargo, el análisis de los datos científicos muestra que muchos neandertales y el tamaño del cerebro # 8217 eran más grandes que muchos humanos modernos (por cierto: el tamaño del cerebro no tiene relación con una inteligencia superior). Los neandertales tenían cejas gruesas, piernas cortas y fuertes y brazos cortos y poderosos.

Los neandertales tenían fibras musculares fuertes y una alta densidad ósea, lo que confirma su fuerza física superior, según el antropólogo físico Dave Philips. Los neandertales se decoraron con joyas, tocaron instrumentos musicales, hicieron artísticas pinturas rupestres, fueron capaces de hablar y enterraron a sus muertos, según el Dr. Jack Cuozzo. Los neandertales probablemente alcanzaron la madurez sexual al final de la adolescencia y vivieron vidas más largas de lo que se pensaba, lo que suele ser indicativo de una gran inteligencia, según el Dr. Jack Cuozzo.

& # 8220 Los neandertales eran humanos. Enterraron a sus muertos, usaron herramientas, tenían una estructura social compleja, emplearon el lenguaje y tocaron instrumentos musicales. Neanderthal anatomy differences are extremely minor and can be for the most part explained as a result of a genetically isolated people that lived a rigorous life in a harsh, cold climate,” according to physical anthropologist Dave Philips. Therefore, Neanderthals were 100 percent human beings and they were equal to modern humans in their intellectual powers.

Lucy and the Australopithecines

Lucy is an australopithecine ape discovered in 1974 by Dr. Donald Johanson. His team of anthropologists found about 40 percent of the primate fossil remains. Dr. Johanson claimed it to be about 3.5 million years old. He claimed it to be bipedal primate (upright walking). However, scientific analysis of Lucy and other Australopithecines showed that these apes had no similarity in appearance to humans, the primates’ long arms are identical to chimpanzees, their Jaws are similar to chimpanzees, and their leg bones are similar to chimpanzees. Lucy and other australopithecines’ brain sizes are similar to chimpanzees, their large back muscles are designed for tree dwelling, their hands are similar to pygmy chimpanzees, and their feet are long and curved to hold branches and for claiming trees, according to anatomists Dr. Jack Stern, and Dr. Randall Susman.

A computer analysis concluded that Lucy could not walk upright and the primate probably walked like a chimpanzee because its walking mechanism was not developed, according to professor of anatomy and human biology Dr. Charles Oxnard and Dr. Christine Tardieu. Regardless of Lucy’s knee joint status, new evidence has come forth that Lucy has the morphology of a knuckle-walker, according to Dr. Richmand and Dr. Strait. The australopithecines known over the last several decades are now irrevocably removed from a place in the evolution of human bipedalism. All of this information should make anthropologists wonder about the usual presentation of human evolution in introductory science publications, according Dr. Charles Oxnard and other leading experts on australopithecine fossils.

“The fossils provide much more discouragement than support for Darwinism when they are examined objectively, but objective examination has rarely been the object of Darwinist paleontology. The Darwinist approach has consistently been to find some supporting fossil evidence, claim it as proof for ‘evolution,’ and then ignore all the difficulties,” according to lawyer and Intelligent Design theorists Philip Johnson.

“Lucy seemed to be more of a promotion to convince the public that Johanson’s fossils were more important than Richard Leakey’s rather than any attempt to present an evenhanded assessment of current paleoanthropology,” according to William Fix. Therefore, the weight of scientific evidence demonstrates conclusively that Lucy and the Australopithecines were simply never human ancestors.

Darwinian Mechanism for Change

Darwinists believe that modern humans and the great apes evolved from a common apelike ancestor through the mechanism of natural selection and genetic mutations. Evolutionary changes occur when beneficial mutations happen within the primate populations. Natural selection selects this mutation over any existing genes or other detrimental mutations that code for this function. The mutation is inherited by some primate offspring and this process should add new genetic information.

Natural selection beautifully illustrates nature’s ability to facilitate adaptation to different environments and the survival mechanism for the fittest animals. However, while natural selection demonstrates the transformation of the species, the more animals change the more they remain the same because natural selection cannot cause one kind of animal to become a new kind of animal. Natural selection only allows for variations within plant and animal species and this mechanism only works with existing information. In other words, natural selection can act only on those biological properties that already exist it cannot create properties in order to meet adaptation requirements, according to Dr. Elmer Noble, Dr. Glenn Nobel, and Dr. Gerhard Schad. The very concept of natural selection as defined by the neo-Darwinist is fundamentally flawed, according to Dr. Neil Broom. Darwinists believe that genetic mutations can create new information required for the evolution of apes into humans. However, scientific data shows that many mutations are detrimental to living systems and

they contribute to physical illness, but no macro-evolution creating new species. In other words, many mutations cause the loss of genetic information, the duplication of genetic information, but never the creation of completely new genetic information, according to Dr. Georgia Purdom.

“There is no evidence that DNA mutations can provide the sorts of variation needed for evolution. There is no evidence for beneficial mutations at the level of macroevolution, but there is also no evidence at the level of what is commonly regarded as microevolution,” according to Dr. Jonathan Wells.

“Mutations are rare phenomena, and a simultaneous change of even two amino acid residues in one protein is totally unlikely. One could think, for instance, that by constantly changing amino acids one by one, it will eventually be possible to change the entire sequence substantially. These minor changes, however, are bound to eventually result in a situation in which the enzyme has ceased to perform its previous function, but has not yet begun its ‘new duties’. It is at this point it will be destroyed and along with the organism carrying it,” according to Dr. Maxim D. Frank-Kamenetski.

“In all the reading I’ve done in the life-sciences literature, I’ve never found a mutation that added information. All point mutations that have been studied on the molecular level turn out to reduce the genetic information and not increase it,” according to Dr. Lee Spetner. “The development and survival of the fittest is entirely a consequence of chance mutations, or even that nature carries out experiments by trial and error through mutations in order to create living systems better fitted to survive, seems to be a hypothesis based on no evidence,” according to Dr. Ernst Chain.

“We see the apparent inability of mutations truly to contribute to the origin of new structures. The theory of gene duplication in its present form is unable to account for the origin of new genetic information, which is a must for any theory of evolutionary mechanism,” according to Dr. Ray Bohlin. “There is no known law of nature, no known process and no known sequence of events which can cause information to originate by itself in matter,” according to Dr. Werner Gitt.

Analysis: Human Origins

If the macro-evolutionary hypothesis describing human origins from an ape-like ancestor were based upon scientific facts, then we should observe solid evidence found in the fossil record where intermediates have been found and the mechanism for change showing how macro-evolution can create new genes that lead to new species. However, modern scientific data has produced no such evidence. Today, “many schools proclaim as a matter of doubtless faith that man has evolved from the African apes. This is a falsehood which any honest scientist should protest against. It is not balanced teaching. That which science has never demonstrated should be erased from any textbook and from our minds and remembered only as a joke in bad taste. One should also teach people how many hoaxes have been plotted to support the theory of the ape origins of man,” according to Dr. Giuseppe Sermonti.


Are Pigs Really Like People?

We hear this all the time. Pig physiology is like people physiology. Pigs and humans have the same immune system, same digestive system, get the same diseases. Pigs are smart like people are smart. Pigs are smarter than dogs. Etcétera. Ask a faunal expert in archaeology or a human paleoanatomist: Pig teeth are notoriously like human teeth, when fragmented. Chances are most of these alleged similarities are overstated, or are simply because we are all mammals. Some are because we happen to have similar diets (see below). None of these similarities occur because of a shared common ancestor or because we are related to pigs evolutionarily, though there are people who claim that humans are actually chimpanzee-pig hybrids. We aren't.

But what if it is true that pigs and humans ended up being very similar in a lot of ways? What if many of the traits we attribute to our own species, but that are rare among non-human animals, are found in pigs? Well, before addressing that question, it is appropriate to find out if the underlying assumption has any merit at all. A new study by Lori Marino and Christina Colvin, "Thinking Pigs: A Comparative Review of Cognition, Emotion, and Personality in Sus domesticus," published in the International Journal of Comparative Psychology, provides a starting point.

There are two things you need to know about this study. First, it is a review, looking at a large number of prior studies of pigs. It is not new research and it is not a critical meta-study of the type we usually see in health sciences. The various studies reviewed are not uniformly evaluated and there is no attempt at assessing the likelihood that any particular result is valid. That is not the intent of the study, which is why it is called a review and not a meta-study, I assume. But such reviews have value because they put a wide range of literature in one place which forms a starting point for other research. The second thing you need to know is that the authors are heavily invested in what we loosely call "animal rights," as members of the Kimmela Center for Animal Advocacy and the Someone Project (Farm Sanctuary). From this we can guess that a paper that seems to show pigs-human similarities would ultimately be used for advocating for better treatment for domestic pigs, which are raised almost entirely for meat. There is nothing wrong with that, but it should be noted.

In a moment I'll run down the interesting findings on pig behavior, but first I want to outline the larger context of what such results may mean. The paper itself does not make an interpretive error about pig behavior and cognition, but there is a quote in the press release that I'm afraid will lead to such an error, and I want to address this. The quote from the press release is:

Dr. Marino explains that “We have shown that pigs share a number of cognitive capacities with other highly intelligent species such as dogs, chimpanzees, elephants, dolphins, and even humans. There is good scientific evidence to suggest we need to rethink our overall relationship to them.”

¿Qué significa eso? In particular, what does the word "relationship" mean? In a behavioral comparative study, "relationship" almost always refers to the evolutionary structure of the traits being observed. For example, consider the question of self awareness, as often tested with the Gallup Test, which measures Mirror Self Recognition (MSR). If a sufficient sample of test animals, when looking in a mirror almost always perceive a conspecific, then that species is considered to not have MSR. If most, or even many, individuals see ellos mismos, then that species is said to have MSR, a kind of self awareness that is linked to a number of important other cognitive capacities.

Humans have MSR. So, do our nearest relatives, the chimps have it? Do the other apes have it? Other primates? Is this a general mammalian capacity or is it a special-snowflake trait of our own species? It turns out that all the great apes have MSR, but primates generally do not. It may or may not appear among other primates (mostly not). So MSR reflects something that evolved, likely, in the common ancestor of humans and all the other apes. So, the relationship among the primates with respect to MSR, phylogenetically, is that MSR is a shared derived trait of the living apes, having evolved in or prior to that clade's last common ancestor.

But we also see MSR in other species including, for example, elephants. The presents of MSR in elephants does not mean MSR is a widespread trait that humans and elephants both have because a common ancestor hat it. Rather, in some cases (the great apes), MSR is clustered in a set of closely related species because it evolved in their ancestor, and at the same time, it appears here and there among other species for either similar reasons, or perhaps even for different reasons.

This is why the word "relationship" is so important in this kind of research.

It is clear that Dr. Marino does not use the word "relationship" in that press release to mean that pigs and humans share interesting cognitive and behavioral traits because of common ancestry, but rather, I assume, the implication is that we may want to think harder about how we treat pigs because they are a bit like us.

One could argue, of course, that a species that is a lot like us for reasons other than shared evolutionary history is a bit spooky. Uncanny valley spooky. Or, one could argue that such a species is amazing and wonderful, because we humans know we are amazing and wonderful so they should be too. Indeed one could argue, as I have elsewhere, that similarity due to shared ancestry and similarity due to evolutionary convergence are separate and distinct factors in how we ultimately define our relationship to other species, how we treat them, what we do or not do with them. The important thing here, that I want to emphasize, is that human-pig similarity is not the same thing as human-chimp similarity. Both are important but they are different and should not be conflated. I honestly don't think the paper's authors are conflating them, but I guarantee that if this paper gets picked up by the press, conflation will happen. I'll come back to a related topic at the end of this essay.

I've been interested in pigs for a long time. I've had a lot of interactions with wild pigs while working in Africa, both on the savanna and the rain forest. One of the more cosmopolitain species, an outlier because it is a large animal, is the bush pig. Bush pigs live in very arid environments as well as the deepest and darkest rain forests. There are more specialized pigs as well. The forest pig lives pretty much only in the forest, and the warthog does not, preferring savanna and somewhat dry habitats. Among the African species, the bush pig is most like the presumed wild form of the domestic pig, which for its part lived across a very large geographical area (Eurasia) and in a wide range of habitats. I would not be surprised if their populations overlapped at some times in the past. This is interesting because it is very likely that some of the traits reviewed by Marino and Colvin allow wild pigs to live in such a wide range of habitats. There are not many large animals that have such a cosmopolitain distribution. Pigs, elephants, humans, a few others. Things that know something about mirrors. ¿Coincidencia? Probablemente no.

Pigs (Sus domesticus and its wild form) have an interesting cultural history in the west. During more ancient times, i.e., the Greek and Roman classical ages, pigs were probably very commonly raised and incorporated in high culture. One of Hercules seven challenges was to mess with a giant boar. Pigs are represented in ancient art and iconography as noble, or important, and generally, with the same level of importance as cattle.

Then something went off for the pigs. Today, two of the major Abrahamic religions view pigs as "unclean." Ironically, this cultural insult is good for the pigs, because it also takes them right off the menu. In modern Western culture, most pigs are viewed as muddy, dirty, squealing, less than desirable forms. Bad guys are often depicted as pigs. One in three pigs don't understand their main predator, the wolf. There are important rare exceptions but they are striking because they are exceptions. This denigration of pigs in the West is not found globally, and in Asia pigs have always been cool, sometimes revered, always consumed.

I should note that I learned a lot of this stuff about pigs working with my good fiend and former student Melanie Fillios, who did her thesis (published here) on complexity in Bronze Age Greece, and that involved looking at the role of pigs in the urban and rural economies. At that time Melanie and I looked at the comparative behavioral and physical biology of cattle vs. pigs. This turns out to be very interesting. If you started out with a two thousand pounds of pig and two thousand pounds of cattle, and raised them as fast as you could to increase herd size, in a decade you would have a large herd of cattle, but if you had been raising pigs, you'd have enough pigs to cover the earth in a layer of them nine miles thick. OK, honesty, I just made those numbers up, but you get the idea Pigs can reproduce more than once a year, have large litters, come to maturity very quickly, and grow really fast. Cattle don't reproduce as fast, grow slower, take longer to reach maturity, and have only one calf at a time.

On the other hand, if you have cattle, you also have, potentially, milk (and all that provides), hoof and horn (important in ancient economies) and maybe better quality leather. I'll add this for completeness: Goats are basically small cows with respect to these parameters.

Now, having said all that, I'll summarize the material in the paper so you can learn how amazing pigs are. Del comunicado de prensa:

Pigs are very snout oriented. They have lots of nerve endings in their snouts and can use the information they get from this tactile organ for social interactions and finding food. They can tell things apart very easily, learn new classifications, and remember objects and things about them. This makes sense for an animal that forages at the ground surface, including underground, for a very wide range of food types.

One of the cool human traits we often look for in other animals is the ability to time travel. We don't actually travel in time, but in our minds, we can put ourselves in other places and other times, and run scenarios. Some of the basic capacities required to do this include a sense of lengths of times for future events or situations, and an understanding of these differences. Pigs can learn that of two enclosures they can choose from, one will let them out sooner than the other one, for example.

Pigs have excellent spatial memory and can learn where things are and how to find them. They can do mazes as well as other animals that have been tested in this area.

Pigs have individual personalities, to a large degree, and can discriminate among other individuals and recognize certain aspects of their mental state. This applies to other individual pigs as well as individuals of other species (like humans).

Pigs have a certain degree of Machiavellian intelligence. This is rare in the non-human animal world. If a pig has the foraging pattern for a given area down well, and a potential competitor pig is introduced, the knowledgable pig will play dumb about finding food. They don't have MSR but they can use mirrors to find food.

Now, back to the evolutionary context. I've already hinted about this a few times. Pigs and humans share their cosmopolitain distribution, with large geographic ranges and a diversity of habitats. We also share a diverse diet. But, it goes beyond that, and you probably know that I've argued this before. Pigs are root eaters, as are humans, and this feature of our diet is probably key in our evolutionary history. From my paper, with Richard Wrangham, on this topic:

We propose that a key change in the evolution of hominids from the last common ancestor shared with chimpanzees was the substitution of plant underground storage organs (USOs) for herbaceous vegetation as fallback foods. Four kinds of evidence support this hypothesis: (1) dental and masticatory adaptations of hominids in comparison with the African apes (2) changes in australopith dentition in the fossil record (3) paleoecological evidence for the expansion of USO-rich habitats in the late Miocene and (4) the co-occurrence of hominid fossils with root-eating rodents. We suggest that some of the patterning in the early hominid fossil record, such as the existence of gracile and robust australopiths, may be understood in reference to this adaptive shift in the use of fallback foods. Our hypothesis implicates fallback foods as a critical limiting factor with far-reaching evolutionary e?ects. This complements the more common focus on adaptations to preferred foods, such as fruit and meat, in hominid evolution.

Pigs and humans actually share dental and chewing adaptations adapted, in part, for root eating. The pig's snout and the human's digging stick have been suggested (see the paper) as parallelisms. Etcétera.

Yes, humans and pigs share an interesting evolutionary relationship, with many of our traits being held in common. But this is not because of shared ancestry, but rather, because of similar adaptive change, independent, in our evolutionary history. This whole root eating thing arose because of a global shift from forests to mixed woodland and otherwise open habitats, which in turn encouraged the evolution of underground storage organs among many species of plants, which in turn caused the rise of a number of above ground root eaters, animals that live above the surface but dig. Not many, but some. Pigs, us, and a few others.


Common ancestor of insects and us

I would like to ask, when could the common ancestor of insects and people (vertebrates) live? How could it look like?

This division represents one the major splits in kingdom animalia. Insects belong to phylum arthropoda, which contains many other highly diverse groups like spiders, crustaceans and centipedes. Arthropoda is arguably one of the most successful animal groups on the planet. Vertebrates belong to phylum chordata, another highly diverse and successful group.

The diversion is thought to have happened on the order of hundreds (

500) of millions of years ago.

Hello just to add to the answer that John has given you, the split
between us and insects is the split between the animal groups called
protostomes and dueterostomes. These names refer to when the mouth
develops during the formation of the gut mouth first in protostomes,
while the deuterostomes' mouth secondarily, as the anus develops first.
Bilaterally symmetrical animals are first found in the fossil record
during the Cambrian (

542-490 Million Years Ago). We have both
protostomes and deuterostomes (arthropods and chordates- if not actual
vertebrates) are present in Chinese fossil beds, like the Chengjiang
Formation. This bed is about 530 million years old, so the last common
ancestor of arthropods and chordates has to be older than this.
los
oldest definitive animal fossils that we have are the embryos from the
Doushantuo Formation also from China. The Doushantuo is 581 million
años. The embryos are 'sponge-like' so they represent the most
basal animal body form. The oldest fossil does not (necessarily)
represent the first individuals of a group, only the 'first' to be
preserved, but it is a reasonable estimate for the purposes of your
question to give a range of times when the last common ancestor of
bilaterians might have appeared. We have about 50 million years
(581-530 MYA) between the appearance of animals (sponge-like) in, and
the appearance of arthropods and vertebrates in, the fossil record, for
the last common ancestor to have existed. The second part of your
question is very important to developmental and evolutionary biologists,
because understanding the body plan of an ancestor gives us more
ability to understand how animals develop and evolve. The way that we
start to get an idea of what an ancestor looks like is based in part on
what its descendants look like. More importantly, the shared
characteristics of different groups 'hint' at the characteristics of the
antepasado. For example, vertebrates, arthropods and annelids are
segmented (and although this is contentious) the Last Common Ancestor
(LCA) was probably also segmented, at the very least it likely showed a
banding pattern of gene expression diving up the body. It had a through
gut a mouth at one end and an anus at the other. It had sense organs,
eye spots patterned by a gene called Pax-6. To give an idea of what it
might have been, I think that the best description is 'kind of
worm-like'. I hope that this helps to answer your question.


Ver el vídeo: Καταπληκτικές και περίεργες συμπεριφορές σε ζώα (Agosto 2022).