Información

¿Podrían los carnívoros no humanos sobrevivir con alimentos cultivados?

¿Podrían los carnívoros no humanos sobrevivir con alimentos cultivados?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ciertas criaturas que se consideran carnívoras son carnívoros no obligados y técnicamente son omnívoros (como lobos / perros). ¿Qué tan diferente es la capacidad digestiva potencial de estas especies en comparación con los humanos? Si teóricamente desarrollaran la sapiencia y la inteligencia para la agricultura, ¿serían capaces de sobrevivir con la misma amplia variedad de alimentos vegetales que nosotros (es decir, los lobos podrían sobrevivir con trigo, arroz, etc.)


Los alimentos que las personas en el mundo desarrollado suelen alimentar a sus mascotas carnívoras (incluidos perros y gatos) no están hechos principalmente de carne. En cambio, están hechos de plantas, específicamente granos, como maíz, arroz y trigo.

Para que nuestras mascotas coman alimentos tan diferentes a las dietas ricas en carne de sus antepasados, agregamos sabores a la comida.

Vea este episodio sobre la elaboración de alimentos para mascotas de la serie de televisión "How Its Made", http://www.youtube.com/watch?v=220PSFJWHao.

Entonces, para responder a su pregunta directamente, sí, en lugares como los EE. UU., Los perros y gatos domésticos ya viven con una dieta que se basa casi en su totalidad en plantas.


¿Tienen derechos los animales no humanos?

Esa gente es tonta --- & gt
Dios creó a los animales, por supuesto. Sin embargo, los humanos deben sobrevivir comiendo animales solo cuando sea necesario. Ellos no tienen voz, por lo tanto, nosotros somos su voz. Si estuvieras en su lugar, ¿cómo te sentirías? ¿Estarías feliz de decir "Oh, no tengo derechos, así que haz lo que quieras"? NO, dudo que ese sea el caso. Hay tantos dolores innecesarios que los animales tienen que sentir. ¿Cuáles son sus beneficios de este sufrimiento inútil? Los humanos parecen ser los animales en mi caso. Los seres humanos utilizan animales como sujetos de prueba para sus propios fines. Como dije, Dios puso a los animales en la Tierra para nosotros los humanos, sin embargo, no dijo que debamos sacrificar a todos y cada uno de ellos. Para que un humano sobreviva, ¿realmente necesitamos pieles o pieles de animales para un abrigo de piel o cualquier otra ropa? Los humanos son criaturas egoístas.


Joanna Lambert sobre la conservación de carnívoros y la coexistencia n. ° 038

¡Project Coyote le da la bienvenida a su miembro más reciente de la Junta Asesora Científica, Joanna Lambert!

Amante y observadora de la naturaleza desde que era niña, Joanna ha iluminado y energizado a sus estudiantes en numerosas universidades de los Estados Unidos, y actualmente es profesora en el Programa de Estudios Ambientales de la Universidad de Colorado-Boulder. Entre otros logros y honores, ocupa puestos de asesoría en el Proyecto Lobo de las Montañas Rocosas y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, cofundó la Sociedad de Conservación de Primates del Noroeste y actualmente forma parte de la Comisión de Supervivencia de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Joanna ha escrito recientemente sobre los efectos de la pandemia y el encierro tanto en los seres humanos como en la vida silvestre. Lea más aquí y aquí, y vea un video de Joanna hablando sobre el tema aquí.

Nos sentimos honrados y orgullosos de tener a Joanna en nuestro equipo, y espero que disfrutes leyendo nuestra entrevista a continuación sobre su investigación actual con coyotes y sus pensamientos sobre la conservación, recuperación y coexistencia de carnívoros.

Nota: Joanna Lambert presentará un seminario web el 7 de octubre que explorará “Miedo, cosas salvajes y convivencia con depredadores”. Regístrese aquí. Esperamos que pueda unirse a nosotros!

Camilla: ¿Puede compartir un poco sobre sus antecedentes y cómo llegó a defender a los carnívoros salvajes de América del Norte?

Cualquiera que tenga los ojos abiertos sabe que estamos perdiendo hábitat, especies e integridad ecológica general en todas las escalas, desde nuestros propios patios traseros hasta paisajes en todo el planeta. Esto ha dejado a muchos con un profundo sentimiento de pérdida, algo que se ha llamado “dolor ecológico”. En un artículo de The Guardian publicado en octubre de 2014, Jo Confino planteó una pregunta: "¿Por qué no estamos en el piso doblado de dolor por nuestra capacidad de genocidio a escala industrial de las especies del mundo?"

Estoy sacando a relucir el dolor ecológico porque me ayuda a comprender mi propia narrativa como científico y cómo llegué a defender a los carnívoros norteamericanos. Soy ecologista de campo y bióloga conservacionista. Mi investigación me lleva al Parque Nacional de Yellowstone, así como al África ecuatorial, donde durante 30 años he observado una pérdida extraordinaria de biodiversidad que tiene consecuencias no solo para las plantas, los animales y los hábitats, sino también para la calidad de vida humana. Regreso a África con regularidad, notando un cambio dramático de solo unos meses o años antes: los fragmentos de bosque desaparecieron, los animales ya no se ven. Cada vez que regreso a los Estados Unidos, la angustia que siento tarda más en disiparse.

En una entrevista reciente, sostuve que deberíamos usar nuestro dolor ecológico no para paralizarnos, sino para implementar acciones. Con esto en mente, mis preguntas de investigación actuales y mi trabajo de defensa han sido moldeados por dos fuentes de esperanza que son antídotos para este dolor ecológico: Primero, que algunas especies, como los coyotes, pueden persistir a pesar de lo que los humanos le han hecho a su hábitat. . Y, en segundo lugar, tenemos herramientas en nuestra caja de herramientas de conservación, como la regeneración, que pueden devolver a las especies a las áreas donde alguna vez estuvieron. Es por estas razones que estoy investigando la resiliencia en los coyotes que viven en paisajes dominados por humanos y también estoy muy involucrado en los esfuerzos para restaurar a los lobos grises a su hábitat nativo en Colorado.

Ha realizado una interesante investigación centrada en los coyotes, en particular, en relación con los coyotes en áreas urbanas. ¿Qué metas y objetivos espera lograr con esta investigación?

Me encanta que algunas especies no solo persisten a pesar de lo que le hemos hecho al mundo natural, ¡sino que en algunos casos prosperan! Como saben, los coyotes han sido perseguidos por los humanos durante décadas. A pesar de esto, han ampliado su área de distribución sustancialmente, desde Alaska hasta el sur de Panamá. Este éxito se debe en parte a su capacidad para explotar el hábitat que abarca desde los centros urbanos y los suburbios hasta los paisajes agrícolas y rurales. Los paisajes dominados por humanos presentan a los coyotes con un espacio de nicho nuevo y ampliado en el que es menos probable que sean devorados por depredadores naturales como los lobos, y donde tienen acceso a diversos alimentos como Cheetos, alpiste y otras especies de presas adaptadas a la ciudad, como como ratas. Nos preguntamos: ¿Cómo estos nuevos regímenes "de arriba hacia abajo" (depredación) y "de abajo hacia arriba" (alimentos) están dando forma a las adaptaciones de los coyotes? ¿Las tasas de cambio genético están ocurriendo más rápidamente en las ciudades, como se ha demostrado en otras especies animales? Y, si bien sabemos que los llamados "coyotes urbanos" se pueden distinguir conductualmente de sus contrapartes rurales, ¿son estas diferencias detectables genética y fisiológicamente? Para abordar estas & # 8211 y otras & # 8211 preguntas, estamos trabajando en una variedad de sitios donde los coyotes enfrentan diversas presiones alimenticias y de depredación. El Parque Nacional Yellowstone, donde los coyotes son depredados por los lobos y consumen una dieta salvaje, representa un extremo del continuo de los sitios de estudio, y Denver, donde prácticamente no encuentran depredación y consumen una dieta antropogénica, se encuentra en el otro extremo. Estamos midiendo el comportamiento del coyote, el microbioma intestinal, la genética relacionada con la dieta en todo el genoma, la secuenciación genética de la dieta y los marcadores endocrinos de hormonas que se sabe que cambian en el curso de la adaptación a paisajes modificados por humanos. Si bien se han realizado muchos estudios excelentes sobre coyotes, el trabajo que estamos haciendo difiere en que es completamente no invasivo.

¿Cuáles son los métodos y la metodología principales que utiliza para sus proyectos de investigación de coyotes y por qué se centra en técnicas de investigación no invasivas?

Existe una tradición en la biología de los carnívoros de utilizar el monitoreo invasivo, como etiquetas de radio y collares GIS, para estudiar especies como lobos, coyotes y osos. Estos métodos tienen un costo: los animales pueden morir en el curso de ser inmovilizados y etiquetados. En un ejemplo de un estudio a fines de la década de 1990, cada grupo de estudio de perros salvajes africanos con dardos y con collar de radio se extinguió, mientras que los paquetes cercanos sin collares no se vieron afectados. Pero debido a mi trabajo con primates, tengo una mentalidad diferente sobre el estudio de los animales y sé que los métodos no invasivos pueden funcionar a pesar de que es un enfoque mucho más difícil. He pasado gran parte de mi carrera trabajando con especies para las que estos métodos se considerarían poco éticos (por ejemplo, nadie obtendrá permiso para colocar un collar por radio a un chimpancé). Además, he realizado observaciones de campo sobre especies que han sido perseguidas por los cazadores de carne de animales silvestres durante generaciones y que están completamente deshabitadas; esto significa que estoy acostumbrado a pasar meses buscando sujetos de estudio y a caminar a veces más de 20 kilómetros diarios a través de hábitats arduos como los pantanos. y selva tropical antes de obtener solo un puñado de puntos de datos. Además, felizmente ahora tenemos múltiples métodos sofisticados que podemos usar para obtener información sobre la biología de los mamíferos a partir de las heces. Junto con mis colegas de la Universidad Estatal de Pensilvania, la Universidad de Washington & # 8211 Tacoma y la Universidad Estatal de Colorado, estamos recopilando información sobre genómica, dieta y hormonas, ¡todo de la caca!

Has estado involucrado en el esfuerzo por devolver a los lobos a Colorado. ¿Por qué crees que esto es importante y cómo encaja tu trabajo en la defensa de formas tangibles de reducir los conflictos entre humanos y depredadores con estos esfuerzos?

Obras de reconstrucción. En el año 2000 hubo más de 170 reintroducciones de depredadores en todo el mundo. Uno de los esfuerzos de recuperación más exitosos ocurrió cuando el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. Reintrodujo lobos grises en el Parque Nacional de Yellowstone, donde se habían extinguido desde la década de 1940. De la historia de éxito de Yellowstone, hemos aprendido mucho sobre lo que sucede cuando los lobos y otros depredadores ápice vuelven a los paisajes. En resumen, devolver un depredador ápice a un paisaje donde existía anteriormente da como resultado la restauración de la integridad ecológica y las interacciones entre plantas y animales por igual.

La reintroducción de depredadores está invariablemente plagada de controversias. Aunque la mayoría de los ciudadanos de Colorado está a favor de la reintroducción de los lobos grises, la política de los lobos es compleja, con múltiples voces y partes interesadas involucradas. No obstante, los humanos hemos vivido con animales salvajes en el mismo paisaje durante toda nuestra existencia, incluso hace 11.000 años, ¡estábamos peleando con especies como los gatos dientes de sable y los osos de las cavernas! Y la gente ha estado utilizando animales de guardia con sus rebaños de ganado durante muchos siglos. Si bien hemos perdido mucho de este conocimiento, la alternativa, matar todo lo que se siente amenazador, es inconcebible y simplemente no sostenible. Debemos volver a aprender a convivir con los depredadores. Sabemos que se puede hacer. Hay lobos que viven en regiones densamente pobladas de Europa como Italia, España, Francia y otros lugares, e incluso con 1.400 millones de personas, India todavía tiene tigres, leopardos y lobos, lo que demuestra que los depredadores de gran tamaño y las densas poblaciones humanas pueden coexistir. Además, la reconstrucción proporciona un medio para corregir algunos de los cambios ecológicamente perjudiciales que hemos provocado en nuestros paisajes salvajes. Mahatma Gandhi dijo una vez, "la grandeza de una nación y su progreso moral se pueden juzgar por la forma en que se trata a sus animales". En mi caso, saber que los lobos grises han sido restaurados a una parte de su área de distribución histórica en las Montañas Rocosas del norte y que también podrían regresar a Colorado es un gran avance hacia la curación del dolor ecológico. El beneficio inherente de este proceso también está respaldado por décadas de ciencia sólida.

Ciertamente estamos viviendo un momento sin precedentes con la pandemia de coronavirus. ¿Puede compartir algunas de las lecciones que cree que podríamos aprender de esta experiencia en lo que respecta a la conservación de la vida silvestre y nuestra relación con el mundo animal no humano?

Excelente pregunta. Estamos viviendo las devastadoras consecuencias de nuestra incesante y egoísta destrucción de los sistemas naturales, nuestra insistencia sin fin en que el mundo natural sirve a una sola especie: nosotros mismos. Los científicos nos han estado advirtiendo durante décadas de la inevitabilidad de las pandemias a medida que eliminamos las especies animales que no queremos y las reemplazamos por otras. Existe una cantidad incalculable de patógenos en los animales salvajes, la gran mayoría de los cuales son nuevos para los humanos, como el virus COVID-19. A medida que los humanos reclaman el dominio sobre los remanentes de nuestros ecosistemas al extirpar a los depredadores ápice y, por lo tanto, permitir que otros se vuelvan excesivamente abundantes, comerciando y comiendo partes de animales, asumiendo que los animales están aquí solo para nosotros, así también hemos dado forma a las oportunidades para nuevos y ominosos enfermedades para prosperar presentándonos como huéspedes alternativos. No podemos culpar a la madre naturaleza por esto. Es la consecuencia inevitable de nuestras propias acciones: especies que evolucionan en forma de pandemia.

La gente tiene miedo y, como especie de primates sociales, estamos conectados neuronalmente para buscar la proximidad física y la comodidad de los demás durante tiempos estresantes, y ahora mismo no podemos. Irónicamente, una de las formas en que la gente ha estado lidiando con el aislamiento social provocado por la pandemia de COVID-19 es aullar como una de las especies que los humanos extirparon casi por completo en el siglo XX: los lobos grises. En algunas partes del país, algunas personas aúllan y aúllan como coyotes como una forma de mantenerse en contacto por las noches. ¡Aquí en Colorado, de todos los ruidos que podríamos haber elegido, golpes de ollas y sartenes, bocinazos de autos, la gente eligió aullar como lobos grises! No creo que esto sea un accidente. Los humanos y los lobos han estado en estrecha asociación durante más de 35.000 años. En Eurasia, compartimos un paisaje, comimos alimentos similares (el mamut era uno de los favoritos) y lidiamos con el mismo mundo glaciar duro y amargamente frío. Los humanos han estado escuchando literalmente los aullidos de los lobos durante milenios.

¿A qué se está aprovechando esto? Los neurocientíficos han demostrado recientemente que la nostalgia juega un papel importante en el cerebro. Las canciones de la infancia, por ejemplo, estimulan partes del cerebro que producen recompensas neuroquímicas. Y los datos muestran que la nostalgia puede haber evolucionado para brindar comodidad. Nadie puede negar que el sonido de los lobos aullando en la distancia es inquietantemente familiar. Pero, a mediados de la década de 1940, fueron extirpados de la mayor parte de Estados Unidos. ¿Qué dice acerca de nuestra relación con los lobos que hemos recurrido a aullarnos unos a otros en busca de apoyo en un momento de desesperación? Sugiero que es porque anhelamos algo que hemos perdido.

¿Cuál es el significado de la designación "FLS" en sus credenciales profesionales?

¡Ja ja! Excelente pregunta y estoy feliz de responder. Hace unos años, recibí un mensaje de correo electrónico que indicaba que había sido elegido miembro de la Linnaean Society (FLS). La Linnaean Society of London se fundó en el siglo XVIII como homenaje al gran Carolus Linnaeus, quien nos dio el sistema de nombres científico basado en el latín que usamos para todos los seres vivos (por ejemplo, nos llamó "Homo sapiens"). La Linnaean Society también es muy famosa por ser el foro donde Charles Darwin y Alfred Russel Wallace presentaron por primera vez la teoría de la evolución por selección natural. Desde que era niña, me ha fascinado nombrar cosas y relacionarme activamente con especies silvestres. Cuando tenía unos nueve años, comencé un club Birds of Prey en el que el objetivo principal era memorizar los nombres latinos de las aves. Ser un Fellow es un gran honor y la sociedad pide que sus Fellows se anuncien usando el “FLS” después de su nombre.

Para leer más sobre el trabajo de Joanna para la vida silvestre, consulte estos enlaces:

  • Sitio web personal: mamíferos salvajes, lugares salvajes www.joannalambert.com
  • Entrevista reciente en The Revelator - ¿Darán los votantes la bienvenida a los lobos de regreso a Colorado?
  • Entrevista reciente en CU Today - A medida que desaparecen los animales raros, el científico se enfrenta a un "dolor ecológico"
  • Video transmitido por CBS y NBC: ¿Por qué aullamos como lobos por la noche?
  • Entrevista reciente en Popular Science: la verdadera razón por la que vemos más vida silvestre durante la pandemia
  • Op Ed en The Daily Sentinel - Lobos y pandemias: no nos volvamos medievales
  • CBS Denver news story - Un profesor de la Universidad de Colorado educa a los estudiantes sobre el complejo problema del lobo gris
  • Historia del Washington Post: los votantes de Colorado decidirán si traer de vuelta a los lobos en peligro de extinción
  • Historia en The Colorado Sun que analiza la investigación en Lambert Lab: los coyotes descubrieron cómo sobrevivir en la ciudad. ¿Pueden los habitantes de Colorado aprender a convivir?

Nota: Todas las fotos sin marca de agua son de dominio público.

Camilla H. Fox es la fundadora y directora ejecutiva de Project Coyote & # 8211, una organización nacional sin fines de lucro con sede en Mill Valley, California, que promueve la conservación compasiva y la coexistencia entre las personas y la vida silvestre a través de la educación, la ciencia y la defensa.

Ha ocupado puestos de liderazgo en el Animal Protection Institute, Fur-Bearer Defenders y Rainforest Action Network y ha encabezado campañas nacionales, estatales y locales destinadas a proteger a los carnívoros nativos y fomentar soluciones humanas y ecológicamente racionales a los conflictos entre humanos y vida silvestre. Obtenga más información sobre el Proyecto Coyote aquí.


Carnívoros mamíferos medianos

CoyoteCanis latrans)

Descripción física

Los coyotes son más pequeños que los lobos y más grandes que los zorros, los adultos pesan entre 20 y 40 libras y los machos suelen ser más grandes que las hembras. El color de su pelaje es una mezcla de marrones, grises, blancos e incluso negros, y tienen grandes orejas triangulares, un hocico largo y delgado y una cola tupida.

El coyote es una adición relativamente reciente a la lista de carnívoros de Florida. Tras la eliminación de los lobos en la mayor parte del territorio continental de los Estados Unidos durante el siglo pasado y el aumento de la alteración del hábitat, la distribución geográfica de los coyotes se expandió por todo el país para incluir los estados del este. Los coyotes se documentaron en el Panhandle de Florida durante la década de 1970 y expandieron su área de distribución al sur de Florida en la década de 1990. Aunque se han documentado 16 subespecies de coyotes en América del Norte, no está claro qué subespecies han contribuido a las poblaciones de Florida. Debido a que los coyotes llegaron a Florida principalmente a través de la expansión del rango (aunque se han documentado introducciones intencionales de pequeños números por parte de los cazadores), técnicamente no son una especie exótica, ni son históricamente nativos de Florida. Por tanto, el estado de la especie es difícil de definir.

Los coyotes son hábiles cazadores. Aunque los coyotes prefieren los hábitats abiertos como los pastizales, pueden usar una diversidad de hábitats (incluidos los suburbios y las grandes ciudades) y son oportunistas en sus dietas. Los coyotes se alimentan principalmente de pequeños mamíferos como conejos y roedores, pero también de grandes mamíferos como el venado de cola blanca, particularmente los cervatillos. Los coyotes también consumen insectos, grandes cantidades de fruta e incluso hierba en determinadas épocas del año. Los coyotes hurgarán y comerán carroña. Los coyotes ocasionalmente matan ganado y mascotas pequeñas, creando conflictos con los humanos. Las hembras se reproducen anualmente y tienen un promedio de 6 crías por camada. Las crías suelen dispersarse a los 8 y 10 meses de edad. Al igual que otros carnívoros, los coyotes son territoriales y establecen áreas de distribución que generalmente cubren 5 & ndash20 millas cuadradas. Se han realizado pocas investigaciones para estimar el tamaño de la población, pero según los estudios del área de distribución, parece que las densidades en las áreas rurales son aproximadamente de una pareja reproductora por cada 10 & ndash15 millas cuadradas. Estos rangos están ocupados por un macho y una hembra reproductores, que es la unidad social básica de los coyotes. Aunque no se sabe mucho sobre los coyotes en Florida, parece claro que los coyotes llegaron para quedarse. (Para obtener más información, consulte Hojas informativas sobre la vida silvestre de Florida: Coyote, https://edis.ifas.ufl.edu/uw443).

Bobcat (Lynx rufus floridanus)

Descripción física

Los linces son al menos dos veces más grandes que un gato doméstico, con un promedio de 15 y 35 libras, y los machos suelen ser más grandes que las hembras (Tabla 1). Tienen pelaje marrón / tostado cubierto de pequeñas marcas negras que son especialmente prominentes cuando son jóvenes. La cola es corta y menea con una punta negra. La parte posterior de las orejas es negra con una mancha blanca (también muy prominente en las crías, se desvanece con la edad) y, a menudo, tienen una "gorguera" alrededor del cuello.

El lince es el único gato salvaje "manchado" más pequeño de Florida. Los gatos salvajes que tienen pelaje manchado a veces son melánicos, lo que significa que su pelaje (o pelaje) puede ser muy oscuro o incluso negro. Esto ocurre en leopardos y jaguares en otras regiones del mundo, donde pueden denominarse panteras negras. El melanismo también se ha documentado en linces en Florida, pero nunca se ha documentado en panteras de Florida. Al igual que la pantera, el lince de Florida es una subespecie distinta, de las cuales hay 12 en América del Norte. También como la pantera, los gatos monteses son completamente carnívoros y se alimentan de animales pequeños como conejos, roedores y pájaros, pero con mucha menos frecuencia de animales grandes como el venado de cola blanca. Los linces son fáciles de distinguir de las panteras de Florida por su tamaño mucho más pequeño y su cola corta. Para obtener más información sobre las comparaciones visuales entre linces y panteras, consulte ¿Vi una pantera? (https://edis.ifas.ufl.edu/uw144).

Los linces son solitarios, excepto durante su temporada de reproducción (agosto y marzo). Las hembras tienen un promedio de 1 & ndash4 gatitos por camada que se dispersan alrededor de los 8 meses de edad. Los linces son territoriales, pero debido a que son más pequeños y cazan presas más abundantes, requieren menos área de tierra que los carnívoros más grandes. Los rangos de hogar varían desde 5 & ndash6 millas cuadradas en áreas rurales, hábitat no desarrollado y 1 & ndash2 millas cuadradas en áreas urbanas. Las áreas de distribución de los machos son más grandes y se superponen a las áreas de distribución de varias hembras. Los linces se encuentran en toda Florida y utilizan una variedad de hábitats, que van desde bosques hasta praderas y, ocasionalmente, áreas urbanas. Las poblaciones de linces no están enumeradas a nivel estatal o federal como amenazadas o en peligro de extinción. Hay pocos o ningún dato que estimen el tamaño de la población; sin embargo, una encuesta de las agencias de vida silvestre sugiere que recientemente aumentaron en todas partes excepto en Florida, donde se informó que disminuyeron, aunque todavía son bastante comunes. Para obtener más información, consulte Hojas informativas sobre la vida silvestre de Florida: Bobcat, https://edis.ifas.ufl.edu/uw444.

Zorro gris (Urocyon cinereoargenteus floridanus)

Descripción física

Los zorros grises suelen ser grises en la cara, los costados, el lomo y la cola con una raya negra en el lomo y la cola. El vientre es blanco y el cuello y la parte inferior de la cola es de un color amarillo oxidado. Algunos zorros grises pueden tener más rojo o marrón o una mezcla de estos colores y, a menudo, se confunden con los zorros rojos. Sin embargo, el zorro gris tiene una cara distinta, "parecida a un gato" con un hocico más pequeño y más corto. Los zorros grises adultos pesan alrededor de 7 & ndash13 libras y típicamente miden alrededor de 40 pulgadas de largo, incluida una cola de un pie de largo.

El zorro gris es el cánido salvaje más pequeño de Florida. Esta especie es nativa de Florida y una de las 7 subespecies que se encuentran al norte de México. La subespecie de Florida habita en los estados del Golfo desde el sur de Carolina del Sur hasta Florida, del oeste al este de Texas y a lo largo de la Costa del Golfo, excepto Luisiana. La reproducción ocurre en la primavera con hembras con un promedio de 3 y 5 cachorros que permanecerán con sus padres hasta finales del verano o el otoño. Los tamaños del rango de hogar se han estimado en 0.2 & ndash2.6 millas cuadradas. Los zorros grises prefieren alimentarse de ratones, ratas y conejos, pero también comen pescado, frutas, insectos y algo de carroña. Se sabe que los zorros grises se alimentan de aves domésticas como las gallinas, pero este comportamiento se ha descrito como raro. Esto puede deberse a que el zorro gris es muy solitario y prefiere un hábitat boscoso denso durante el día y campos más abiertos y áreas boscosas durante la noche. El zorro gris es capaz de trepar a los árboles y a menudo se le llama "zorro de árbol", que es una estrategia de supervivencia importante porque los zorros grises son presa de depredadores más grandes, incluidos perros domésticos y coyotes. Históricamente, la caza del zorro gris por deporte y pieles provocó una disminución de las poblaciones, y la especie fue catalogada como amenazada en algunas áreas. Hoy en día, se cree que las poblaciones de zorros grises son estables, pero hay pocos datos disponibles, posiblemente debido a los hábitos secretos de los zorros.

Zorro rojo (Vulpes vulpes)

Descripción física

Los zorros rojos son de color naranja / rojo en la mayoría de sus cuerpos, excepto por una cola con punta blanca, vientre y cuello o hocico. También tienen orejeras y patas negras. Esta coloración difiere del zorro gris, que es principalmente gris con rojo alrededor del cuello, los hombros y las piernas. Los zorros rojos también son un poco más grandes que los zorros grises y se parecen a un perro pequeño. Pesan 10 y 15 libras y miden aproximadamente 3 pies de largo, incluida la cola.

El zorro rojo no es originario de Florida (excepto quizás en el Panhandle) y se cree que se estableció gracias a la introducción de los clubes de caza. Sin embargo, un estudio reciente mostró que los zorros rojos en el sureste de los Estados Unidos se originaron a partir de la expansión del rango del este de Canadá y el noreste de los Estados Unidos, similar a los coyotes, y ahora se encuentran en todo el estado. La reproducción ocurre a fines del otoño o principios del invierno, las hembras tienen un promedio de 5 cachorros y estos cachorros permanecen con sus padres durante aproximadamente 6 meses. El zorro rojo puede vivir en una variedad de hábitats, pero por lo general prefiere las tierras altas mezcladas con campos, pastos y bordes. A diferencia del zorro gris, evitan el hábitat boscoso denso. También pueden vivir en áreas suburbanas, como parques o campos de golf. El tamaño del hábitat de los zorros rojos varía según el hábitat, el clima y los recursos alimenticios, pero generalmente viajan 1 & ndash5 millas desde su guarida. Los zorros rojos son principalmente carnívoros, comen conejos, ratones, ratas y otros animales pequeños. Los zorros rojos también comen pescado, insectos, pájaros, huevos, ranas, reptiles, gusanos y frutas. Son cazadores solitarios y, cuando la comida es abundante, la esconden en el suelo. Los zorros rojos tienen una audición aguda, lo que les permite detectar presas en la hierba alta. Se sabe que saltan al aire y se abalanzan sobre su presa. Los zorros rojos son altamente adaptables y se han adaptado a hábitats abiertos convertidos por humanos y # 8212 incluyendo granjas. A menudo se informa que atacan al ganado pequeño como los pollos.

Nutria de río de América del Norte (Lontra canadensis)

Descripción física

La nutria de río de América del Norte tiene un pelaje grueso y protector de color marrón oscuro con un vientre y una cara de color marrón más claro. Como el único carnívoro semiacuático de Florida, las nutrias pueden vivir en la tierra y el agua. Sus cuerpos estrechos, cabezas planas, patas cortas, pies palmeados y colas fuertes permiten un movimiento aerodinámico en el agua. Tienen bigotes largos para detectar presas bajo el agua, patas con garras para agarrar presas resbaladizas y una dentadura completa para desgarrar la carne. Las nutrias adultas pesan entre 11 y 30 libras y pueden llegar a medir hasta 3 y 4 pies, incluida la cola.

La nutria de río de América del Norte se encuentra en Canadá y la mayor parte de los Estados Unidos. En Florida, se encuentran en todas partes excepto en los Cayos y viven en pantanos, estanques, ríos y arroyos de agua dulce. También se han observado en estuarios costeros, pero son más comunes en ambientes de agua dulce. También se mencionan dos subespecies, L. c. lataxina y L. c. vaga que se han encontrado en Florida, aunque hay poca o ninguna información sobre estas subespecies. La reproducción ocurre a fines del invierno hasta principios de la primavera. Las nutrias tienen una adaptación reproductiva única llamada implantación retardada en la que el óvulo se fertiliza durante el verano pero no se implanta en la pared uterina hasta principios del invierno. Las hembras tienen un promedio de 1 & ndash3 cachorros, y estos cachorros pueden dispersarse o permanecer en grupos familiares / sociales. El tamaño del rango de hogar es típicamente de 3 & ndash15 millas cuadradas, con rangos de hogar masculinos superpuestos a múltiples rangos de hogar femeninos. Las nutrias de río son un depredador superior dentro de los hábitats acuáticos y prefieren comer presas acuáticas como peces, cangrejos, ranas y cangrejos, pero también comen aves, huevos, reptiles y otros pequeños mamíferos. Las nutrias son sociales y viven en pequeños grupos familiares que suelen estar formados por una madre y sus crías. Sin embargo, los machos adultos y los juveniles suelen ser más solitarios. Una vez cazados por su pelaje casi hasta la extinción, hoy las poblaciones de nutrias de río son abundantes.

MapacheProcyon lotor)

Descripción física

El mapache del norte es uno de los mamíferos más reconocidos de América del Norte. Sus pequeños cuerpos peludos, máscaras faciales negras y colas anilladas los hacen muy distintivos. Los mapaches adultos pesan entre 10 y 30 libras y miden aproximadamente 2 y 3 pies de largo, incluida la cola.

Los mapaches se clasifican como carnívoros, pero consumen una dieta variada, que incluye plantas, frutas, semillas, carroña y casi cualquier cosa que se encuentre en los botes de basura residenciales. Se sabe que los mapaches se alimentan de pequeñas mascotas y ganado como conejos y gallinas. Esta adaptabilidad les ha permitido prosperar en casi todos los hábitats, incluidas las áreas urbanas y residenciales. En Florida, la reproducción ocurre típicamente entre marzo y abril, las hembras tienen un promedio de 3 y 4 crías, y las crías generalmente se dispersan a los 10 meses de edad. Los machos son algo territoriales y los rangos de hogar promedian 1 & ndash3 millas cuadradas, pero viajarán más de una milla desde su rango de hogar para acceder a un recurso alimenticio abundante. En áreas donde la comida es abundante, la densidad de mapaches ha sido de 100 por milla cuadrada. Históricamente, las panteras y los lobos rojos se habrían aprovechado de los mapaches, pero hoy en día tienen pocos depredadores naturales en Florida. Estudios recientes han demostrado una disminución dramática en las poblaciones de mapaches cerca del Parque Nacional Everglades, que coincide con un aumento en las poblaciones de pitones birmanas invasoras. Aunque los mapaches son asesinados por caimanes, perros, coyotes, gatos monteses y grandes búhos cornudos, la mayoría de las muertes de mapaches se deben a colisiones de vehículos. Una de las principales preocupaciones de los mapaches es la posibilidad de transmitir enfermedades y parásitos a las personas y las mascotas, en particular la rabia. La rabia siempre es una preocupación, y los estudios han informado que hasta 1 de cada 200 mapaches salvajes han estado expuestos a la rabia. No manipule animales salvajes, especialmente si se comportan de forma extraña, deambulan sin rumbo fijo, se acercan sin miedo o se comportan de forma agresiva. Para obtener más información sobre mapaches o rabia, consulte Mapache del norte (https://edis.ifas.ufl.edu/pdffiles/UW/UW03300.pdf) y Datos sobre las enfermedades de los animales salvajes: rabia (https://edis.ifas.ufl.edu/uw282). Lombriz intestinal de mapacheBaylisascaris procyonis) es un parásito intestinal de los mapaches que se encuentra en toda Florida, pero su prevalencia es baja. Esta lombriz intestinal puede infectar a los humanos que entran en contacto con las heces de los mapaches. Asegúrese de lavarse las manos después de trabajar al aire libre, vigile a los niños pequeños en áreas con letrinas de mapache comunes y no permita que las mascotas deambulen sin supervisión afuera donde podrían estar expuestas a las heces de mapaches.


¿Es sostenible el salmón de piscifactoría??

Dicho esto, no todas las granjas de salmón son iguales, algunas son mucho mejores que otras. Elegir de qué granja comprar su salmón es una decisión importante tanto para su propia salud como para la salud de los mares.

These are the two farmed salmon producers that we at Sole of Discretion choose to work with. We’ll give you the full information so you can make up your own minds:

Glenarm Organic salmon

1. Farmed salmon: Glenarm Organic salmon

Based in Northern Ireland, Glenarm Organic salmon are nourished on a diet containing only natural and organic ingredients. These are free from GMOs and manufactured in a small feed mill around 15 miles from the farms.

The organic feed is made from recycled fish protein (except salmon, of course) from human food processing and organic vegetable matter. Importantly, the overall fish oil content in the fish feed does not exceed 28%. In conventional feed the oil content may be as high as 45%, as it is ‘high energy’ and used to accelerate the growth rate of fish, which diminishes quality.

Loch Duart salmon

2. Farmed salmon: Loch Duart salmon

Loch Duart is conventionally farmed salmon, but it is farmed “as close to nature as possible”. This means they never use growth promoters and have never used antibiotics at sea. Loch Duart have a lower stocking density of 15kg/cubic metre, as compared with the organic standard of 10kg/cubic metre, but lower than conventional farms of 20kg. They used to use the natural environment to clean the nets, rather than chemical antifoulants but now have invested in expensive noisy net cleaning machines, a big step backwards so far as I can see…

The salmon feed mostly on wild capelin, which is essentially a byproduct of the roe industry. The capelin comes from a quota controlled fishery in Iceland – female capelins are harvested for their roe, and the flesh and carcass that go into Loch Duart’s fishmeal are a waste product.

Putting aside any reservations you may have with the ethics of harvesting eggs (and we have some!) this provides better food for the salmon as it delivers a more natural diet. The results are Loch Duart salmon have some of the industry’s highest levels of omega-3 (good for reducing inflammation, and often we don’t have enough in our diets) and low levels of omega-6 (also some great benefits, but not when we have too much of it, which a lot of us do due to our modern-day, highly-processed diets).

Popsie Fish salmon fishing in Alaska

Would non-human carnivores be able to survive on farmed foods? - biología

Have you ever wondered why we can't seem to feed the world's hungry? It's a complex issue, but it might surprise you to learn that it's not because there isn't enough food current agricultural capacity, based on current technology, exists to feed as many as 10 billion people. The Earth's population is "only" about 7 billion. The big question really is: If we want to feed everyone, what would everyone need to eat? To answer that question, download this excel spreadsheet and try plugging in some numbers.

Example : One acre of a grain crop could be used to feed cattle, and then the cattle could be used to feed people. If 50% of the energy is lost to the cattle, you could feed twice as many people if you fed them the grain directly. Another way of looking at it is that it would only take a half acre of land to feed the people grain, but a whole acre if you feed the grain to the cattle and the cattle to the people. A common practice to grow cattle faster is to feed them ground up animal protein. This means that when we eat the meat from the cow, we're at the tertiary level or higher. The loss of energy between trophic levels may also be even higher. Recent studies suggest that only

10% of energy is converted to biomass from one trophic level to the next!

The Food Chain: The answer has to do with trophic levels. As you probably know, the organisms at the base of the food chain are photosynthetic plants on land and phytoplankton (algae) in the oceans. These organisms are called the producers, and they get their energy directly from sunlight and inorganic nutrients. The organisms that eat the producers are the primary consumers. They tend to be small in size and there are many of them. The primary consumers are herbivores (vegetarians). The organisms that eat the primary consumers are meat eaters (carnivores) and are called the secondary consumers. The secondary consumers tend to be larger and fewer in number. This continues on, all the way up to the top of the food chain. About 50% of the energy (possibly as much as 90%) in food is lost at each trophic level when an organism is eaten, so it is less efficient to be a higher order consumer than a primary consumer. Therefore, the energy transfer from one trophic level to the next, up the food chain, is like a pyramid wider at the base and narrower at the top. Because of this inefficiency, there is only enough food for a few top level consumers, but there is lots of food for herbivores lower down on the food chain. There are fewer consumers than producers.

Land and aquatic energy pyramids


Trophic Level Desert Biome Grassland Biome Pond Biome Ocean Biome
Producer (Photosynthetic) Cactus Césped Algae Phytoplankton
Primary Consumer (Herbivore) Mariposa Grasshopper Insect Larva Zooplankton
Secondary Consumer (Carnivore) Lizard Mouse Minnow Pez
Tertiary Consumer (Carnivore) Serpiente Serpiente Frog Sello
Quaternary Consumer (Carnivore) Roadrunner Hawk Raccoon Tiburón

Food Web: At each trophic level, there may be many more species than indicated in the table above. Food webs can be very complex. Food availability may vary seasonally or by time of day. An organism like a mouse might play two roles, eating insects on occasion (making it a secondary consumer), but also dining directly on plants (making it a primary consumer). A food web of who eats who in the southwest American desert biome might look something like this:

Keystone Species: In some food webs, there is one critical "keystone species" upon which the entire system depends. In the same way that an arch collapses when the keystone is removed, an entire food chain can collapse if there is a decline in a keystone species. Often, the keystone species is a predator that keeps the herbivores in check, and prevents them from overconsuming the plants, leading to a massive die off. When we remove top predators like grizzly bears, orca whales, or wolves, for example, there is evidence that it affects not just the prey species, but even the physical environment.

Apex Predators: These species are at the top of the food chain and the healthy adults have no natural predators. The young and old may in some cases be preyed upon, but they typically succumb to disease, hunger, the effects of aging, or some combination of them. The also suffer from competition with humans, who often eliminate the top predators in order to have exclusive access to the prey species, or through habitat destruction, which is an indirect form of competition.

Decomposers: When organisms die, they are sometimes eaten by scavengers but the remaining tissues are broken down by fungi and bacteria. In this way, the nutrients that were part of the body are returned to the bottom of the trophic pyramid.

Bioaccumulation: In addition to being less energy efficient, eating higher up the food chain has its risks. Pesticides and heavy metals like mercury, arsenic, and lead tend to be consumed in small quantities by the primary consumers. These toxins get stored in the fats of the animal. When this animal is eaten by a secondary consumer, these toxins become more concentrated because secondary consumers eat lots of primary consumers, and often live longer too. Swordfish and tuna are near the top of the aquatic food chain and, when we eat them, we are consuming all of the toxins that they have accumulated over a lifetime. For this reason, pregnant women are advised against eating these foods. Solve the following problems mathematically.

1. Given: 10 billion people can be fed a basic vegetarian diet that is nutritionally complete. How many people could we feed at the American standard-a tertiary level of consumption (3rd order consumers?). 50% of the energy is lost by each higher level.

2. If there are 250 million people in the United States most of them eating at the Tertiary (3rd) level of consumption, how many people could we feed at the Primary level?

3. Some animals like sharks are 5th order consumers! Sharks eat tuna that eat mackerel that eat herring that eat copepods that eat diatoms. If we were to make the reasonable assumption that each of these animals eats 2 of its prey each day, how many organisms died to feed the shark in one day?


Conclusión

The dietary transitions to meat eating and food cooking were critical events in human evolutionary history that led to significant changes in our biology and culture. Evidence of these behaviors in the fossil and archaeological records is scarce. However, our understanding of these dietary transitions can be aided by studying the co-evolutionary history of humans and tapeworms. Importantly, Tenia tapeworms are only three of the more than 400 different parasite species that infect humans [5]. Just as our tapeworms hold clues about past dietary shifts, any of our other parasites could likewise be studied to help us learn about different aspects of human evolutionary history.

Glosario

Omnivore: A species that eats many different types of food, including plants and animal products.

Hominin: A group of primates including modern humans (Homo sapiens) and all extinct fossil species that are more closely related to us than to chimpanzees or any other living non-human primate species.

Dietary Shift: The incorporation of a major new food source or food preparation method into the diet of a species.

Hunter-Gatherers: People living in societies that do not generally practice agriculture or raise and maintain herds of livestock, and who forage and hunt for food.

Agricultural Revolution: The dietary transition from hunting and gathering to farming, which involved the domestication of many plants and animals. The agricultural revolution had far-reaching impacts on the culture and biology of human societies.

Domestication: A process of repeated, purposeful selective breeding for desired physical and/or behavioral traits in once-wild populations of plants or animals.

Host: An organism that provides an environment and nutrition for smaller organisms, such as bacteria and parasites.

Parasite: An organism that lives on or inside another species and that obtains food and nutrients at the expense of the health of that species.


Why Cooked Meat Is Easier For Humans to Digest Than Raw Meat

Are human stomachs better able to digest cooked meat than raw meat? apareció originalmente en Quora: the place to gain and share knowledge, empowering people to learn from others and better understand the world.

Answer by Adriana Heguy, Professor of Pathology at NYU Langone Medical CenterE, on Quora:

Humans are not carnivores, but omnivores. We do not have the gut structure that a carnivore, such as cat has. Our digestive juices are not the same as carnivores'. Carnivores can actually digest bones up to a certain extent. We did not evolve from carnivores, but from apes. So it's not like we had the capacity to eat raw meat and then we "devolved" it. No ape is a strict carnivore. Most apes are frugivores or herbivores. Even for chimps, who eat meat fairly regularly, meat is a very small portion of their diet, and when they eat meat, they eat it fresh. We can digest raw meat (think steak tartare ), but we get less nutrients from raw than cooked meats. Cooking food in general, not only meats, make them more digestible and more calories can be extracted from cooked food.

Raw meat can make people ill if the meat is contaminated with bacteria. If we were to kill an animal and immediately consume its flesh without storing it, we would not get sick. But in modern meat processing plants, the meat can become contaminated with fecal matter from the hapless animal the same goes with eggs from factory farms. So it is best to cook meat and eggs, rather than eating them raw, not just for digestibility but also to kill the bacteria. Carnivores tolerate eating more bacteria than us because of the amounts of acid their stomachs contain, about ten times higher than those of a non-carnivore. Their shorter guts also make for quick passage of the food so there is no time for rotting.

In other words, we did not evolve the capacity to eat cooked foods. We evolved as omnivores, not carnivores. And once we hit on the fact that cooking foods makes us able to extract more calories and kill bacteria, we stuck with it.

This question originally appeared on Quora. the place to gain and share knowledge, empowering people to learn from others and better understand the world. Puede seguir a Quora en Twitter, Facebook y Google+. Más preguntas:


Conclusiones

HWCs have been and will continue to be a key topic in conservation and agricultural research. Conflicts increasingly arise in agricultural landscapes and in relation to transboundary wildlife management, for example, where humans have modified nature in such a way that farmland provides new forms of habitat to species that are perceived as pests and where people and wildlife follow different systemic boundaries (e.g., agricultural land use vs. wildlife habitat, or administrative and political boundaries vs. wildlife home ranges). The role of research in understanding HWC and facilitating promotion and implementation of solutions for a sustainable coexistence requires different methods and tools. There is no one-size-fits-all solution. Based on our synthesis, we come to the following key conclusions:

People's perceptions are central to achieving coexistence and are ideally based on equitable participation among relevant stakeholders. Coexistence is not fixed, but can rather be understood as a dynamic process of continuing negotiations between the different stakeholder groups. Therefore, a holistic perspective that objectively considers and weighs the often diverging arguments between stakeholder groups can provide the evidence base required to cope with the diverse and challenging facets of HWC and coexistence.

A formal and objective accounting of stakeholders’ perceptions about wildlife-related damages and establishing effective means for quantifying economic losses and costs (i.e., transaction and opportunity costs) can help bring greater transparency to this controversial topic. Therefore, we suggest such an evidence basis is a necessary step in contributing to effective damage prevention, considering that wildlife behavior, landscape and governance structures, and land management ideally inform a holistic and integrated assessment.

We suggest a more comprehensive integration of transdisciplinary science-stakeholder policy approaches into policy design and management, for example, by institutions that use evidence-based science and multistakeholder formats as the basis for their decisions.

Finally, we conclude that species conservation needs a special focus on multiuse landscapes, such as agricultural areas, that reflect the interface between humans and wildlife.


For Most Of Human History, Being An Omnivore Was No Dilemma

Gorillas are fine with being herbivores, like this one at a Seattle zoo. But humans evolved as omnivores. Is diet destiny?

If diet is destiny, then modern humans should thank our ancestors for their ability to eat just about anything.

Two new studies peek into the distant past to try to figure out just how big a role food played in human evolution. One says that eating meat made it possible for early human mothers to wean babies earlier and have more children.

The other study finds that humans and some other primates have stuck with being omnivores for a very long time. That's unlike many of our mammal friends, who used the omnivore lifestyle as a mere rest stop on the way from herbivore to carnivore.

"Primates are a little bit weird," says Samantha Hopkins, an assistant professor of geology at the University of Oregon, who led the study that revealed primates' omnivorous ways. Most primates became omnivores early in their existence, and stayed put. "We seem to hang out in this omnivorous role."

It's easy to imagine that there's an evolutionary advantage to being able to eat just about anything. Herbivores and carnivores have specialized teeth and digestive systems that make going back and forth practically impossible.

For instance, carnivores are usually the first to go extinct when times are tough, because they depend on other animals for their food source.

But there may be some evolutionary downside to being an omnivore, too Hopkins says. Namely, we're slow to diversify.

It took three times longer for omnivores to diversify, compared to herbivores. Producing more varied species means producing more progeny, which is the name of the game in evolution.

Hopkins and her colleagues found this out by scanning the literature for data on what 1,500 species of modern mammals eat. They gleaned it from field research by biologists, who sift through poop and examine stomach contents. It is not glamorous work.

They then matched the animals' diets with the mammalian family tree, and traced back the branches. It's the first study to look at diet across all mammal group through evolutionary time. The study was published in the procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias.

The second study looked at how long modern mammals nurse their young. Researchers in Sweden compared the diet, brain size, and weaning times of 67 species. Humans breastfeed for 2 years on average, while chimpanzees, our closest relatives, nurse for four to five years.

They found that all the animals stopped nursing when their brains hit a certain stage of development, regardless of diet. All the meat-eaters, including ferrets, killer whales, and humans, reached that point of brain development earlier than herbivores or omnivores, the researchers found. (They classified humans as carnivores based on the percentage of meat in the typical human diet.)

Also, they conclude, the big difference in breast-feeding times between humans and other primates is due to the better nutrition provided to both mothers and babies by meat consumption. The study was published online in PlosOne.

Big caveat: Both of these studies looked at the role of diet in evolution. They aren't a commentary on whether modern-day eating habits, carnivorous or not, are healthy.