Información

¿Pueden otros animales ver el negro de manera diferente?

¿Pueden otros animales ver el negro de manera diferente?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

No estoy seguro de si este es el lugar adecuado para esta pregunta, pero este es un debate que se ha estado celebrando entre dos colegas durante días y necesito una resolución porque me está volviendo loco. Por lo que cualquier ayuda se agradece.

Es un argumento filosófico común que es imposible que una persona sepa si otra persona está en el mismo lugar en la rueda de colores (por ejemplo, cómo veo el azul y cómo ves tú el azul podría ser diferente, y nunca lo sabremos). Según ese razonamiento, es posible que algunas especies vean los colores de manera diferente a nosotros. Sin embargo, el blanco y el negro no son la rueda de colores porque no son colores. Básicamente, la pregunta es: ¿Podría otra especie que "ve" al sentir la luz con sus ojos como los humanos ver alguna vez una "ausencia de luz" como un color DIFERENTE al negro?.

No estoy muy seguro de qué están debatiendo estos dos imbéciles, pero creo que están argumentando de la siguiente manera:

  • Parte 1: El blanco y el negro son tonos, no colores, y por lo tanto, incluso si otra especie veía los colores de manera diferente, siempre verían el negro como negro, el blanco como blanco y todos los tonos de gris en relación con los colores que ven.
  • Parte 2: El negro solo es insertado en nuestra visión por nuestro cerebro para resolver el "problema" de no recibir luz. Entonces, por lo tanto, es igualmente posible que otra especie pueda lidiar con este problema "de manera diferente, y verá algo diferente al negro.

Sí, los animales pueden ver el 'negro' de manera diferente, en términos de diferentes tonos, similar a lo que dijo sobre los humanos que perciben diferentes tonos de 'azul'. Todo es relativo a los conos en el ojo del animal al que se hace referencia. Los animales que ven en blanco y negro ven varios tonos diferentes de ambos, blanco y negro. Los animales que dependen del color para juzgar la madurez de un alimento también ven en varios tonos diferentes de negro. Por ejemplo, un loro que diferencia entre semillas que los humanos pueden percibir como 'negras'. Aquí hay una tabla de colores que muestra los colores que las abejas pueden percibir en yuxtaposición a los humanos; indica una alta diferenciación entre los tonos de negro, a diferencia de la baja diferenciación de los humanos.


¿Cómo puede un pulpo parecerse a otro animal?

Hacerse pasar por un oficial de policía para salir de un aprieto podría llevarlo a la cárcel. Pero en el mundo natural, la mímica es un dispositivo relativamente común y útil para escapar de los problemas. Como arrojar un uniforme azul y una insignia, algunos insectos y animales copian coloraciones y patrones de especies venenosas o peligrosas para simular a los depredadores. Otros emplean técnicas de camuflaje para mezclarse con su entorno en segundos y ser apenas detectables.

Por ejemplo, las mariposas virrey se parecen mucho a las mariposas monarca. Ambos son de color naranja dorado con rayas y manchas negras. Pero tienen un sabor muy diferente entre sí. Los depredadores aviares se mantienen alejados de las mariposas monarca porque tienen un sabor amargo y no son una comida apetitosa. Los virreyes son mucho más agradables, pero la mariposa se pasa por alto debido a su semejanza con la monarca.

Si viaja bajo el agua, encontrará una gran cantidad de impostores de peces venenosos que ahuyentan a los depredadores. Cuando se ve amenazado, el pez cometa aprovecha su parecido con la morena común. Tiene la misma coloración que la anguila y una mancha al final de su cola parece el ojo de una anguila. Como resultado, cuando el pez cometa está siendo atacado, nada de cabeza en un agujero, lo que permite que su & quotel head & quot; cite el otro extremo y disuada al depredador [fuente: Turner].

El cuerpo del pulpo está preparado para disfrazarse. Puede que no pienses que los pulpos necesitarían esconderse de cualquier cosa en el mar; parecen bastante amenazantes con ocho tentáculos y cabezas bulbosas. Pero en realidad, estos cefalópodos tienen mucho que tener en cuenta porque sus cuerpos suaves son un festín delicioso para rayas, tiburones y otros peces agresivos. Cuando el calor está encendido, los pulpos pueden literalmente cambiar de forma en momentos para alterar por completo su apariencia. Sacos de pigmento amarillo, rojo, marrón y negro llamados cromatóforos cubren sus cuerpos y les permiten cambiar colores y patrones contrayendo sus músculos. El endurecimiento de ciertos músculos también puede transformar la textura de su piel para que parezca el suave fondo del océano o un arrecife escarpado.

¿Suena impresionante? Eso es un juego de niños en comparación con lo que imitar pulpo puede hacer.

El pulpo mímico: biomimetismo del pulpo

El cuerpo deshuesado del pulpo se adapta bien a los cambios de forma. Puede aplanarse o contraerse hacia adentro en una variedad de formas. Pero de los más de 700 cefalópodos que navegan por los mares globales, las habilidades de imitación del pulpo imitador desconciertan más a los científicos: es la primera especie de invertebrada conocida que puede copiar sistemáticamente la apariencia de múltiples especies.

El pulpo imitador es nuevo en la escena, descubierto hace apenas una década en 1998. Y la especie fue nombrada recientemente: Thaumoctopus mimicus. El pulpo imitador vive frente a las costas de Indonesia y Malasia en aguas abiertas y poco profundas. Ese hábitat difiere de las viviendas más comunes de los pulpos cerca de los arrecifes costeros o fondos marinos rocosos que proporcionan una gran cantidad de escondites [fuente: Turner]. Debido a su entorno relativamente desprotegido y sus hábitos de alimentación durante el día, el pulpo imitador sería un blanco fácil para los depredadores locales si no fuera por sus muchos disfraces.

En lugar de mezclarse con el entorno circundante como muchos otros pulpos, el pulpo imitador adopta la forma de criaturas venenosas. En particular, sus imitaciones de pez león y serpiente marina son acertadas. Una serpiente marina se parece a cualquier otra serpiente que verías en tierra firme con bandas blancas y negras. ¿Cómo hace un pulpo de ocho brazos una impresión de serpiente creíble? La coloración no es un problema gracias a los cromatóforos llenos de pigmento que discutimos anteriormente. Luego, simplemente mete seis de sus patas en un agujero y extiende las dos restantes. Un pez león, con su abanico de espinas venenosas, parece un poco más difícil de lograr, pero es muy fácil para el pulpo imitador. El cefalópodo comprime su cabeza en la forma del cuerpo del pez león y abanica sus tentáculos a su alrededor como si fueran espinas.

Probar la validez de las imitaciones del pulpo mímico requirió horas de documentación fotográfica y de video [fuente: Norman]. Sacar conclusiones sobre la intención detrás de la mímica puede ser como dos personas que miran una nube: una puede ver una excavadora mientras que la otra puede ver un dragón. Sin embargo, la evidencia recopilada indica un método definitivo detrás de la imitación del pulpo imitador. Por ejemplo, los investigadores que observaron sus acciones encontraron que el pulpo solo sacaba la impresión de la serpiente marina en presencia de una damisela depredadora [fuente: Norman]. ¿Por qué es tan importante? Las serpientes marinas se alimentan de peces damisela. Además, esas dos especies son solo una pequeña muestra de las máscaras de pulpos imitadores. Los expertos también creen que han presenciado hasta 13 imitaciones de especies diferentes, incluidas medusas, anémona y camarón mantis, pero aún tienen que confirmarlas todas [fuente: Hanlon, Conroy y Forsythe].

Aún más intrigante que la acción de imitación es la inteligencia implícita detrás del comportamiento. Está bien establecido que los pulpos tienen cerebros grandes en relación con el tamaño de su cuerpo y son capaces de aprender. Es probable que el mimetismo sea innato para el pulpo imitador, pero, sin embargo, requiere la capacidad intelectual para reconocer las especies depredadoras y conocer la forma adecuada a adoptar [fuente: Norman et al]. Aún se desconoce cómo exactamente tomaron su amplio repertorio de personificaciones.

Quizás hemos visto pulpos imitadores durante mucho tiempo, pero los confundimos con otra cosa. Cualquiera que sea el caso, estos genios enmascarados de las profundidades ciertamente han hecho olas en la comunidad científica en sus 10 años de historia.


¿Podemos saber realmente lo que piensan los animales?

El pensamiento animal no tiene la estructura del lenguaje humano. Crédito: Shutterstock

Sarah, "el chimpancé más inteligente del mundo", murió en julio de 2019, justo antes de cumplir 60 años. Durante la mayor parte de su vida se desempeñó como sujeto de investigación, proporcionando a los científicos una ventana a los pensamientos del pariente vivo más cercano del homo sapiens.

La muerte de Sarah brinda la oportunidad de reflexionar sobre una pregunta fundamental: ¿podemos De Verdad ¿Sabes lo que piensan los animales no humanos? Basándome en mi experiencia como filósofo, sostengo que la respuesta es no. Existen limitaciones de principios a nuestra capacidad para comprender el pensamiento animal.

Hay pocas dudas de que los animales piensan. Su comportamiento es demasiado sofisticado para suponer lo contrario. Pero es tremendamente difícil decir con precisión lo que piensan los animales. Nuestro lenguaje humano parece inadecuado para expresar sus pensamientos.

Sarah ejemplificó este acertijo. En un estudio famoso, eligió de manera confiable el elemento correcto para completar una secuencia de acciones. Cuando se le mostró a una persona que luchaba por alcanzar unos plátanos, eligió un palo en lugar de una llave. Cuando se le mostró a una persona atrapada en una jaula, eligió la llave sobre el palo.

Esto llevó a los investigadores del estudio a concluir que Sarah tenía una "teoría de la mente", completa con los conceptos intención, creencia y conocimiento. Pero otros investigadores objetaron de inmediato. Dudaron que nuestros conceptos humanos capturaran con precisión la perspectiva de Sarah. Aunque se han realizado cientos de estudios adicionales en las décadas intermedias, aún reina el desacuerdo sobre cómo caracterizar adecuadamente los conceptos mentales de los chimpancés.

Resulta que el problema de asignar significados a las palabras fue la obsesión rectora de la filosofía en el siglo XX. Entre otros, ocupó W.V.O. Quine, posiblemente el filósofo más influyente de la segunda mitad de ese siglo.

Quine, profesor de Harvard, es famoso por imaginar lo que se necesitaría para traducir un idioma extranjero, un proyecto que llamó traducción radical. Al final, Quine concluyó que siempre habría varias traducciones igualmente buenas. Como resultado, nunca pudimos caracterizar con precisión el significado de las palabras del idioma. Pero Quine también señaló que la traducción radical estaba limitada por la estructura del lenguaje.

Quine imaginó un idioma extranjero completamente ajeno a ningún idioma humano, pero aquí, usaré el alemán como ilustración. Supongamos que un hablante de la lengua extranjera pronuncia la oración: "Schnee ist weiss. "Sus amigos sonríen y asienten, aceptando la oración como verdadera. Desafortunadamente, eso no te dice mucho sobre lo que significa la oración. Hay muchas verdades y la oración podría referirse a cualquiera de ellas.

Pero supongamos que hay otras oraciones que los hablantes extranjeros aceptan ("Schnee ist kalt," "Milch ist weiss, "etc.) y rechazar ("Schnee ist nicht weiss," "Pudrición de Schnee, "etc.), a veces dependiendo de las circunstancias (por ejemplo, aceptan"Schnee! "solo cuando hay nieve). Debido a que ahora tiene más evidencia y las mismas palabras aparecen en diferentes oraciones, sus hipótesis estarán más restringidas. Puede hacer una suposición fundamentada sobre qué"Schnee ist weiss" medio.

Esto sugiere una lección general: en la medida en que podemos traducir las oraciones de un idioma a las oraciones de otro, es en gran parte porque podemos traducir las palabras de un idioma a las palabras de otro.

Pero ahora imagine un lenguaje con una estructura fundamentalmente diferente a la de cualquier lenguaje humano. ¿Cómo lo traduciríamos? Si traducir oraciones requiere traducir palabras, pero sus "palabras" no se asignan a nuestras palabras, no podríamos asignar sus oraciones a las nuestras. No sabríamos qué significan sus oraciones.

Los pensamientos de los animales son como las frases de un idioma desconocido. Están compuestos de partes de una manera que es completamente diferente a la forma en que nuestro lenguaje está compuesto de palabras. Como resultado, no hay elementos en los pensamientos de los animales que coincidan con nuestras palabras y, por lo tanto, no hay una forma precisa de traducir sus pensamientos en nuestras oraciones.

Una analogía puede hacer que este argumento sea más concreto.

¿Cuál es la traducción correcta de la Mona Lisa? Si su respuesta es que esta es una pregunta mal planteada porque la Mona Lisa es una pintura y las pinturas no se pueden traducir en oraciones, bueno… ese es exactamente mi punto. Las pinturas se componen de colores en un lienzo, no de palabras. Entonces, si Quine tiene razón en que cualquier traducción medianamente decente requiere hacer coincidir palabras con palabras, no deberíamos esperar que las pinturas se traduzcan en oraciones.

Pero, ¿la Mona Lisa realmente se resiste a la traducción? Podríamos intentar una descripción burda como, "La pintura representa a una mujer, Lisa del Giocondo, sonriendo con picardía". El problema es que hay muchas formas de sonreír con picardía, y la Mona Lisa solo tiene una de ellas. Para capturar su sonrisa, necesitaremos más detalles.

Por lo tanto, podríamos intentar dividir la pintura en miles de píxeles de colores y crear una micro descripción como "rojo en la ubicación 1 azul en la ubicación 2 ...". Pero ese enfoque confunde las instrucciones para la reproducción con una traducción.

En comparación, podría proporcionar instrucciones para reproducir el contenido de la página principal de la New York Times: "Primero presione la tecla T, luego la tecla H, luego la tecla E,…". Pero estas instrucciones dirían algo muy diferente al contenido de la página. Se tratarían de qué botones deben presionarse, no de la desigualdad de ingresos, los últimos tweets de Trump o cómo asegurar la admisión de su niño en edad preescolar en uno de los jardines de infancia de élite de Manhattan. Asimismo, la Mona Lisa representa a una mujer sonriente, no a una colección de píxeles de colores. Entonces, la micro descripción no produce una traducción.

Mi sugerencia, entonces, es que tratar de caracterizar el pensamiento animal es como intentar describir la Mona Lisa. Las aproximaciones son posibles, pero la precisión no.

La analogía con la Mona Lisa no debe tomarse literalmente. La idea no es que los animales "piensen en imágenes", sino simplemente que no piensen en oraciones similares a las humanas. Después de todo, incluso aquellos animales, como Sarah, que se las arreglan para aprender laboriosamente lenguajes rudimentarios nunca captan la rica sintaxis recursiva que los humanos de tres años dominan sin esfuerzo.

A pesar de tener pruebas considerables de que Sarah y otros animales piensan, nos encontramos en la incómoda posición de no poder decir con precisión lo que piensan. Sus pensamientos están estructurados de manera demasiado diferente a nuestro idioma.

Este artículo se ha vuelto a publicar de The Conversation con una licencia de Creative Commons. Lea el artículo original.


¿Cómo piensan los humanos de manera diferente a otros animales?

¿Cómo piensan los humanos de manera diferente a otros animales?

Post por Rombomb & raquo 15 de marzo de 2013, 9:18 pm

¿Cómo piensan los humanos de manera diferente a otros animales?

¿Cómo los humanos toman decisiones de manera diferente a otros animales?


Si tuviéramos este conocimiento, ¿qué implicaría sobre la realidad?


[Si desea utilizar metáforas, explique también el significado literal que representa la metáfora].

Re: ¿En qué piensan los humanos de manera diferente a otros animales?

Post por Taylortelfilósofo & raquo 15 de marzo de 2013, 9:53 pm

Re: ¿En qué piensan los humanos de manera diferente a otros animales?

Post por Bohm2 & raquo 15 de marzo de 2013, 10:35 pm

Fundamentalmente, incluso las palabras y los conceptos más simples del lenguaje y el pensamiento humanos carecen de la relación con las entidades independientes de la mente que parece ser característica de la comunicación animal. Se sostiene que este último se basa en una relación uno-uno entre los procesos mente / cerebro y "un aspecto del entorno al que estos procesos adaptan el comportamiento del animal", para citar al neurocientífico cognitivo Randy Gallistel, que presenta una importante colección de artículos sobre animales. comunicación (Gallistel, 1990).

Según Jane Goodall, la observadora más cercana de los chimpancés en la naturaleza, para ellos “la producción de un sonido en ausencia del estado emocional apropiado parece ser una tarea casi imposible” (Goodall, citado en Tattersall, 2002). Los símbolos del lenguaje y el pensamiento humanos son marcadamente diferentes. Su uso no se ajusta automáticamente a los estados emocionales, y no seleccionan objetos o eventos independientes de la mente en el mundo externo. Para el lenguaje y el pensamiento humanos, al parecer, no existe una relación de referencia en el sentido de Frege, Peirce, Tarski, Quine y la filosofía contemporánea del lenguaje y la mente.

Lo que entendemos que es un río, una persona, un árbol, agua, etc., resulta consistentemente una creación de lo que los investigadores del siglo XVII llamaron los "poderes cognoscitivos" humanos, que nos brindan valiosos medios para referirnos al mundo exterior desde intrincadas perspectivas. Como dijo el influyente neoplatónico Ralph Cudworth, es sólo por medio de las "ideas internas" producidas por su "poder cognoscitivo innato" que la mente es capaz de "conocer y comprender todas las cosas individuales externas", articulando ideas que influyó en Kant. Los objetos de pensamiento construidos por los poderes cognoscitivos no pueden reducirse a una “peculiar naturaleza perteneciente” a aquello de lo que estamos hablando, como resumió David Hume un siglo de indagación. En este sentido, los símbolos conceptuales internos son como las unidades fonéticas de las representaciones mentales, como la sílaba [ba] cada acto particular que exterioriza este objeto mental produce una entidad independiente de la mente, pero es inútil buscar una construcción independiente de la mente que corresponda a la sílaba. La comunicación no es una cuestión de producir una entidad externa a la mente que el oyente selecciona del mundo, como podría hacerlo un físico. Más bien, la comunicación es un asunto más o menos, en el que el hablante produce eventos externos y los oyentes buscan emparejarlos lo mejor que pueden con sus propios recursos internos. Las palabras y los conceptos parecen ser similares a este respecto, incluso el más simple de ellos. La comunicación se basa en poderes cognitivos compartidos y tiene éxito en la medida en que las construcciones mentales compartidas, los antecedentes, las preocupaciones, las presuposiciones, etc., permiten alcanzar (más o menos) perspectivas comunes. Estas propiedades de los elementos léxicos parecen ser exclusivas del lenguaje y el pensamiento humanos, y deben tenerse en cuenta de alguna manera en el estudio de su evolución. Cómo, nadie tiene idea. El hecho de que incluso exista un problema apenas ha sido reconocido, como resultado del poderoso agarre de las doctrinas del referencialismo.

Los poderes cognitivos humanos nos proporcionan un mundo de experiencia, diferente del mundo de experiencia de otros animales. Al ser criaturas reflexivas, gracias al surgimiento de la capacidad humana, los humanos intentan darle algún sentido a la experiencia. Estos esfuerzos se denominan mito, religión, magia, filosofía o, en el uso moderno del inglés, ciencia. Para la ciencia, el concepto de referencia en el sentido técnico es un ideal normativo: esperamos que los conceptos inventados fotón o frase verbal capten algo real en el mundo. Y, por supuesto, el concepto de referencia está bien para el contexto para el que se inventó en la lógica moderna: sistemas formales, en los que se estipula la relación de referencia, por ejemplo, entre numerales y números. Pero el lenguaje y el pensamiento humanos no parecen funcionar de esa manera, y ha resultado una confusión sin fin por no reconocer ese hecho.

El programa biolingüístico: el estado actual de su evolución y desarrollo
https://docs.google.com/viewer?a=v&q=ca. AWdhIEpuBQ

La facultad del lenguaje: ¿qué es, quién la tiene y cómo evolucionó?
http://www.chomsky.info/articles/20021122.pdf

Hay algunos lingüistas / psicólogos que creen que las matemáticas son derivadas / parasitarias de nuestra capacidad lingüística:


¿Se evita alguna vez a los animales albinos por verse diferentes al resto de su grupo?

Se suponía que esto se refería a los animales salvajes, pero también sería interesante saber si también ocurre en cautiverio.

Lo que pasa con la mayoría de los animales albinos en la naturaleza es que los depredadores los matan temprano en sus vidas debido a la falta de su camuflaje natural. Algo de color blanco brillante se destaca sobre la hierba o los árboles y significa que son objetivos fáciles. Esto puede desviar la posibilidad de un resultado verdadero a esta pregunta. Si amplió la pregunta para incluir hipermelanismo (completamente negro, incluidos los ojos), es posible que obtenga una respuesta más amplia.

También pueden ser más sensibles a la luz solar y pueden quedar ciegos. Ser medio ciego, quemado por el sol y ultravisible para los depredadores y las presas no es una receta para una vida larga y próspera.

Interesante. Su respuesta también me hace preguntarme si los animales albinos podrían ser & quot; quotshunned & quot (excomunicados, expulsados, etc.) específicamente debido a dichos problemas de camuflaje. ¿Crees que podría ser una posibilidad?

Olvidas que existen animales depredadores no sigilosos, muchos de ellos ya se destacan de su entorno, lo que significa que no es probable que sesguen esa parte de la cadena alimentaria.

Evitado es una palabra algo cargada, ya que se refiere a cómo se sienten otros animales con respecto al albino. Esto es muy difícil de saber en otras especies.

Sin embargo, existe mucha evidencia de diferencias de comportamiento en individuos albinos. Aquí hay un ejemplo de bagre albino:

“Encontramos que el número total de interacciones agresivas fue menor en los albinos que en el bagre pigmentado. los albinos mostraron una tendencia hacia una mayor separación de sus congéneres del mismo color. & quot

La sección de introducción de ese documento también mencionó varias diferencias de comportamiento en ratas albinas, como actividad reducida, más timidez, menor comportamiento de excavación y dormir lejos del nido.


Desarrollo temprano

Este proceso ocurre antes de las etapas embrionarias anteriores. Lo he colocado después de ellos en esta página porque es un concepto más abstracto, mientras que la apariencia externa de los embriones es más fácil de entender y relacionar inicialmente para los estudiantes.

Todos los embriones de vertebrados forman inicialmente las mismas 3 capas germinales.

Durante la tercera semana del desarrollo embrionario humano, las siguientes capas se forman y eventualmente se diferenciarán y formarán tejidos adultos específicos (algunos ejemplos se muestran en la caricatura y a continuación).

  1. Ectodermo - epidermis de la piel (capa externa de la piel) y sistema nervioso.
  2. Mesodermo - tejidos conectivos (hueso, músculo, cartílago, sangre)
  3. Endodermo - revestimiento del intestino, pulmones, órganos endocrinos.

(hoja de trabajo en preparación, basada en una caricatura de las capas de células germinales)

  • Estas mismas tres capas formarán los mismos tejidos adultos en todos los embriones de mamíferos y, en general, de vertebrados (animales con columna vertebral).
    • El término "capas germinales" se refiere al hecho de que se formarán capas de células todos los tejidos adultos.
    • El término no debe confundirse con "células germinales", que se refiere a las células que formarán huevos o espermatozoide.
    • El término "derm" significa piel como en una capa.
    • Por lo tanto, esto se llama etapa de gástrula.
    • Estas son capas temporales y no existen como capas ni en el embrión tardío ni en el adulto.
    • En los seres humanos, esto ocurre aproximadamente 3 semanas después de la fertilización y también después de la implantación en el útero.

    Por qué algunos animales tienen ojos que miran hacia adelante y otros tienen ojos que miran hacia los lados

    Algunos animales evolucionaron con ojos orientados hacia adelante y otros evolucionaron con ojos orientados hacia los lados. Evolution es muy bueno en la evolución de características para adaptarse al estilo de vida de cada animal y rsquos y para asegurar su supervivencia. Los ojos se colocan donde le dan a su dueño la mejor visión posible de su propio estilo de vida.

    Los seres humanos, los simios, los monos y la mayoría de los depredadores, incluidos los pájaros y los mamíferos, tienen ojos que miran hacia adelante, en la parte delantera de la cabeza. Esto les proporciona una visión binocular o estereoscópica que permite al animal en cuestión juzgar la profundidad y la distancia. Juzgar la profundidad y la distancia permite a los depredadores rastrear y perseguir a las presas. Los monos necesitan poder juzgar la profundidad y la distancia para poder balancearse y saltar con éxito de un árbol a otro. Cuando vives en lo alto de las copas de los árboles, la incapacidad de juzgar la distancia y la profundidad podría significar que un mono caiga y muera al suelo del bosque. Los simios y los humanos tienen ojos que miran hacia adelante y sus cerebros grandes les permiten ver en tres dimensiones y juzgar con precisión la distancia y la profundidad.

    Los animales de presa necesitan poder ver a su alrededor mientras pastan, razón por la cual generalmente tienen los ojos orientados hacia los lados. Los ojos a cada lado de la cabeza de un animal y rsquos permiten al animal una mejor visión periférica, lo que le permite ver a los depredadores, que pueden estar al acecho cerca de los animales que pastan. Los ojos que miran hacia los lados permiten que los antílopes y otras presas vean a los depredadores que se acercan por detrás y por ambos lados.

    Ocasionalmente, los animales tienen ojos en la parte superior de la cabeza por razones particulares. Por ejemplo, los cocodrilos y los caimanes tienen ojos en la parte superior de la cabeza, lo que les permite permanecer sumergidos y ocultos mientras observan y acechan a sus presas.

    Tanto los ojos orientados hacia los lados como hacia adelante tienen desventajas. Los animales que tienen ojos en los lados de la cabeza tienen un punto ciego justo en frente de ellos, y para compensar este defecto, la naturaleza les da a muchos animales de presa un excelente sentido del olfato.

    Los ojos que miran hacia adelante también tienen desventajas. Los animales con ojos en la parte delantera de la cabeza tienen grandes puntos ciegos y una visión periférica muy limitada, lo que significa que es muy fácil que otros animales se acerquen por detrás sin darse cuenta. Esto no es un problema cuando el animal es un depredador superior, como un tigre o un león, ya que los animales adultos sanos en la naturaleza no son presa de otros animales, excepto los humanos, pero puede ser un problema para otros animales con avance. mirando a los ojos. Los monos tienen ojos que miran hacia adelante y a menudo son presa de chimpancés, serpientes, leopardos, cocodrilos y otros animales.

    Muchos depredadores, como lobos, gatos, humanos, halcones y búhos desarrollaron ojos orientados hacia adelante para poder rastrear y cazar presas de manera efectiva. La mayoría de los animales de presa, como los ciervos, los conejos y la mayoría de las aves pequeñas, desarrollaron ojos orientados hacia los lados para ayudarlos a evitar la atención de los depredadores. Los monos desarrollaron ojos que miran hacia adelante para permitirles balancearse con precisión entre los árboles en su búsqueda de alimento y evadir a los depredadores de manera segura en su mundo arbóreo. Los animales desarrollaron ojos orientados hacia adelante o hacia los lados para darles la mejor visión posible para su supervivencia. Hay un adagio que dice & ldquoojos en el costado, los animales se esconden, los ojos en el frente, los animales cazan & rdquo y, hasta cierto punto, esta es una buena guía.


    Cómo desaparecen los peces ultranegros en los mares más profundos

    Los investigadores han encontrado peces que absorben más del 99,9 por ciento de la luz que llega a su piel.

    Alexander Davis admite que puede ser un glotón para el castigo. Apostó parte de su Ph.D. en encontrar algunos de los peces mejor camuflados del mundo en las profundidades más profundas del océano. Estos animales están tan interesados ​​en que no los encuentren que han desarrollado la capacidad de absorber más del 99,9 por ciento de la luz que llega a su piel.

    Para localizar y estudiar estos peces llamados ultranegros, Davis, un biólogo de la Universidad de Duke, dijo que se basó en gran medida en la suerte del sorteo. “Básicamente, tiramos redes y vemos lo que obtenemos”, dijo. "Nunca sabes lo que vas a hacer".

    Cuando él y sus colegas cobraron, cobraron mucho. En un artículo publicado el jueves en Current Biology, informan atrapar a los primeros animales ultra negros documentados en el océano y algunas de las criaturas más oscuras jamás encontradas: 16 tipos de peces de aguas profundas que son tan negros que se manifiestan como siluetas permanentes. vacíos devoradores de luz que casi parecen destrozar el tejido del espacio-tiempo.

    "Es como mirar un agujero negro", dijo Davis.

    Para calificar como ultranegra, una sustancia tiene que reflejar menos del 0,5 por ciento de la luz que le incide. Algunas aves del paraíso logran esto, emitiendo tan solo un 0,05 por ciento, al igual que ciertos tipos de mariposas (0,06 por ciento) y arañas (0,35 por ciento). Una hazaña de la ingeniería permitió a los humanos superarlos a todos con materiales sintéticos, algunos de los cuales reflejan solo el 0.045 por ciento de la luz entrante. (El papel "negro", por otro lado, devuelve un enorme 10 por ciento de la luz que encuentra).

    Ahora, parece que los peces pueden estar cerca de derrotarlos a todos.

    Una de las especies descritas en el documento, un rape bioluminiscente del género Oneirodes, refleja tan solo del 0,044 al 0,051 por ciento de la luz de las profundidades marinas que encuentra. El otro 99,95 por ciento, descubrieron Davis y sus colegas, se pierde en un laberinto de pigmentos que tragan la luz hasta que desaparece.

    "Siempre estoy discutiendo con la gente de las aves en Internet", dijo Kory Evans, bióloga de peces de la Universidad de Rice que no participó en el estudio. "Yo digo: 'Apuesto a que estos peces de aguas profundas son tan oscuros como tus aves del paraíso'. Y luego boom, comprobaron, y ese fue exactamente el caso".

    La piel súper oscura puede parecer redundante a cientos o miles de pies debajo de la superficie del mar, donde los rayos del sol no llegan. Pero gracias al D.I.Y. luz cocinada por criaturas bioluminiscentes, esta parte del océano en realidad puede "brillar como el cielo", dijo Prosanta Chakrabarty, bióloga de peces de la Universidad Estatal de Louisiana que no participó en el estudio.

    Las aves, las mariposas y las arañas tienden a usar ultra-negro para el contraste, haciendo que los parches vibrantes de color resalten sobre un fondo extremo. Algunos peces también pueden hacer esto. Pero en un mundo donde muchos acechadores de aguas profundas usan su brillo casero para atraer a sus presas, el ultra-negro puede funcionar más como un acto de desaparición para los nadadores que no quieren ser vistos, dijo el Dr. Evans.

    Para descubrir cómo los peces de aguas profundas conjuran sus capas de invisibilidad, los investigadores tomaron muestras de piel de nueve especies de peces ultranegros y las analizaron bajo el microscopio.

    Como muchos otros animales, incluidos los humanos, los peces pigmentan su piel con melanina, un compuesto que absorbe la luz almacenado en compartimentos microscópicos llamados melanosomas. Los peces de colores típicos esparcen estas bolsas de pigmento en una capa escasa y uniforme sostenida por una proteína llamada colágeno. Cualquier luz que golpee la melanina de frente es devorada, mientras que la luz que no alcanza la marca rebota hacia el espectador.

    Para mantener su sigilo, los investigadores encontraron que los peces ultranegros escatiman en colágeno. Eso les permite empaquetar sus melanosomas juntos como granos de arroz apilados. Cuando la luz entra en contacto con el desorden, lo que no se absorbe se desvía hacia los lados, directamente hacia el camino de otro melanosoma voraz.

    Las aves, las mariposas y las arañas ultranegros hacen algo similar, pero quizás de una manera menos eficiente, dijo Karen Osborn, zoóloga del Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural y autora del estudio, que comenzó en 2014. En lugar de utilizar Con la misma estructura (melanosomas) para absorber y desviar la luz, como hacen los peces, estos animales terrestres incrustan su melanina en laberintos de protuberancias, cajas o picos que hacen rebotar fotones de un lado a otro. Lo que hacen los peces de aguas profundas "es un sistema mucho más simple", dijo el Dr. Osborn.

    Eso podría ser una gracia salvadora para las criaturas que deben ganarse la vida a duras penas en un entorno tan duro e implacable como las profundidades del mar, dijo Anela Choy, investigadora de aguas profundas de la Institución de Oceanografía Scripps en San Diego que no participó en el estudio.

    Allí, dijo el Dr. Choy, todo "tiene que ver con la supervivencia: comer, no ser comido y reproducirse".

    Algunos de los habitantes más profundos del océano pueden ser incluso más oscuros de lo que Davis y sus colegas han descubierto.

    “No me sorprendería que aún no hayamos encontrado el pez más negro del mar”, dijo el Dr. Chakrabarty.


    Cómo llegó la visión del color a los animales

    Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

    Daniel Hernanz Ramos / Getty Images

    Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

    Los animales son colores vivos. Wasps buzz with painted warnings. Birds shimmer their iridescent desires. Fish hide from predators with body colors that dapple like light across a rippling pond. And all this color on all these creatures happened because otro creatures could see it.

    The natural world is so showy, it’s no wonder scientists have been fascinated with animal color for centuries. Even today, the questions how animals see, create, and use color are among the most compelling in biology.

    Until the last few years, they were also at least partially unanswerable—because color researchers are only human, which means they can’t see the rich, vivid colors that other animals do. But now new technologies, like portable hyperspectral scanners and cameras small enough to fit on a bird’s head, are helping biologists see the unseen. And as described in a new Science paper, it's a whole new world.

    The basics: Photons strike a surface—a rock, a plant, another animal—and that surface absorbs some photons, reflects others, refracts still others, all according to the molecular arrangement of pigments and structures. Some of those photons find their way into an animal’s eye, where specialized cells transmit the signals of those photons to the animal’s brain, which decodes them as colors and shapes.

    It's the brain that determines whether the colorful thing is a distinct and interesting form, different from the photons from the trees, sand, sky, lake, and so on it received at the same time. If it’s successful, it has to decide whether this colorful thing is food, a potential mate, or maybe a predator. “The biology of color is all about these complex cascades of events,” says Richard Prum, an ornithologist at Yale University and co-author of the paper.

    In the beginning, there was light and there was dark. That is, basic greyscale vision most likely evolved first, because animals that could anticipate the dawn or skitter away from a shadow are animals that live to breed. And the first eye-like structures—flat patches of photosensitive cells—probably didn't resolve much more than that. It wasn't enough. “The problem with using just light and dark is that the information is quite noisy, and one problem that comes up is determining where one object stops and another one starts. ” says Innes Cuthill, a behavioral ecologist at the University of Bristol and coauthor of the new review.

    Color adds context. And context on a scene is an evolutionary advantage. So, just like with smart phones, better resolution and brighter colors became competitive enterprises. For the resolution bit, the patch light-sensing cells evolved over millions of years into a proper eye—first by recessing into a cup, then a cavity, and eventually a fluid-filled spheroid capped with a lens. For color, look deeper at those light-sensing cells. Wedged into their surfaces are proteins called opsins. Every time they get hit with a photon—a quantum piece of light itself—they transduce that signal into an electrical zap to the rudimentary animal's rudimentary brain. The original light/dark opsin mutated into spin-offs that could detect specific ranges of wavelengths. Color vision was so important that it evolved independently multiple times in the animal kingdom—in mollusks, arthropods, and vertebrates.

    In fact, primitive fish had four different opsins, to sense four spectra—red, green, blue, and ultraviolet light. That four-fold ability is called tetrachromacy, and the dinosaurs probably had it. Since they're the ancestors of today’s birds, many of them are tetrachromats, too.

    But modern mammals don't see things that way. That's probably because early mammals were small, nocturnal things that spent their first 100 million years running around in the dark, trying to keep from being eaten by tetrachromatic dinosaurs. “During that period the complicated visual system they inherited from their ancestors degraded,” says Prum. “We have a clumsy, retrofitted version of color vision. Fishes, and birds, and many lizards see a much richer world than we do."

    In fact, most monkeys and apes are dichromats, and see the world as greyish and slightly red-hued. Scientists believe that early primates regained three-color vision because spotting fresh fruit and immature leaves led to a more nutritious diet. But no matter how much you enjoy springtime of fall colors, the wildly varicolored world we humans live in now isn't putting on a show for us. It's mostly for bugs and birds. “Flowering plants of course have evolved to signal pollinators,” says Prum. “The fact that we find them beautiful is incidental, and the fact that we can see them at all is because of an overlap in the spectrums insects and birds can see and the ones we can see.”

    And as animals gained the ability to sense color, evolution kickstarted an arms race in displays—hues and patterns that aided in survival became signifiers of ace baby-making skills. Almost every expression of color in the natural world came about to signal, or obscure, a creature to something else.

    For instance, "aposematism" is color used as a warning—the butterfly’s bright colors say “don’t eat me, you'll get sick.” "Crypsis" is color used as camouflage. Color serves social purposes, too. Like, in mating. Did you know that female lions prefer brunets? Or that paper wasps can recognize each others’ faces? “Some wasps even have little black spots that act like karate belts, telling other wasps not to try and fight them,” says Elizabeth Tibbetts, an entomologist at the University of Michigan.

    But animals monitor colors using two very different methods. The first is with pigments, colored substances created by cells called chromatophores (in reptiles, fish, and cephalopods), and melanocytes (in mammals and birds). They absorb most wavelengths of light and reflect just a few, limiting both their range and brilliance. For instance, most animals cannot naturally produce red they synthesize it from plant chemicals called carotenoids.

    The other way animals make color is with nanoscale structures. Insects, and, to a lesser degree, birds, are the masters of color-based structure. And compared to pigment, structure is fabulous. Structural coloration scatters light into vibrant, shimmering colors, like the shimmering iridescent bib on a Broad-tailed hummingbird, or the metallic carapace of a Golden scarab beetle. And scientists aren't quite sure why iridescence evolved. Probably to signal mates, but still: Por qué?

    The question of iridescence is similar to most questions scientists have about animal coloration. They understand what the colors do in broad strokes, but there's till a lot of nuance to tease out. This is mostly because, until recently, they were limited to seeing the natural world through human eyes. “If you ask the question, what’s this color for, you should approach it the way animals see those colors,” says Tim Caro, a wildlife biologist at UC Davis and the organizing force behind the new paper. (Speaking of mysteries, Caro recently figured out why zebras have stripes.)

    Take the peacock. “The male’s tail is beautiful, and it evolved to impress the female. But the female may be impressed in a different way than you or I,” Caro says. Humans tend to gaze at the shimmering eyes at the tip of each tail feather peahens typically look at the base of the feathers, where they attach to the peacock’s rump. Why does the peahen find the base of the feathers sexy? No one knows. But until scientists strapped to the birds' heads tiny cameras spun off from the mobile phone industry, they couldn't even track the peahens' gaze.

    Another new tech: Advanced nanomaterials give scientists the ability to recreate the structures animals use to bend light into iridescent displays. By recreating those structures, scientists can figure out how genetically expensive they are to make.

    Likewise, new magnification techniques have allowed scientists to look into an animal’s eye structure. You might have read about how mantis shrimp have not three or four but a whopping 12 different color receptors, and how they see the world in psychedelic hyperspectral saturation. This isn’t quite true. Those color channels aren’t linked together—not like they are in other animals. The shrimp probably aren’t seeing 12 different, overlapping color spectra. “We are thinking maybe those color receptors are being turned on or off by some other, non-color, signal,” says Caro.

    But perhaps the most important modern innovation in biological color research is getting all the different people from different disciplines together. “There are a lot of different sorts of people working on color,” says Caro. “Some behavioral biologists, some neurophysiologists, some anthropologists, some structural biologists, and so on.”

    And these scientists are scattered all over the globe. He says the reason he brought everyone to Berlin is so they could finally synthesize all these sub-disciplines together, and move into a broader understanding of color in the world. The most important technology in understanding animal color vision isn't a camera or a nanotech surface. It's an airplane. Or the internet.


    How do scientists know an animal can see colors we humans can't? (And vice versa)

    Yesterday I read a comment that said that shrimps can see colors humans can't see, don't know if it's true, but I wondered how they can know that, I mean, they can't see the color. And also there's the belief that dogs see in black and white.

    Sorry if I'm saying bull crap :)

    The number of colours we can see depend on the number of color-specific receptors we have in our retinae (cells called cones in animals). Humans have blue, green, and red detecting cones. The mantis shrimp you are referencing are known to have receptors for several more distinct colours, each with a characterized absorption spectrum (how sensitive each is to different wavelengths of light). So we can know how many different colours they can pull out of light, despite never being able to understand what those colours may look like.

    If we had those recptors, would we see new colors, or would the ones we see now just spread out through the spectrum?

    The mantis shrimp thing was actually disproved recently. The reason they have so many receptors is they can't blend colors like we can, so they need separate receptors for each color. Like if we see something purple, our red and blue receptors are activated, but for a mantis shrimp they aren't. Instead their purple receptor would be activated

    In addition to studying color perception by characterizing the color receptors in an animal's eye, you can also draw conclusions from experiments that present a living animal with stimuli colored in a controlled way and observing how they react.

    For instance you might present a dog with some image of colored food against a patterned black and white background, kind of like a color blindness test if the dog failed to react you might conclude that it couldn't distinguish the image from the patterned background, because it couldn't see color.

    We can measure a lot of information about light that we can't actually see. For any given color that we can see, there is an infinite set of different combinations of wavelengths that could produce that color. So there might be two types of light that we humans perceive as the same color, but another animal can detect the difference and act on it (eg swim toward type 1 to get a reward). There are also properties of light that we can't detect at all, like polarization, or wavelengths we can't detect at all, like infrared and UV, that some animals can detect (again, you can determine that with simple reward-based training).

    Also, dogs don't see in black and white dude. They are "color blind" in the same way a pretty significant portion of human males are color blind and most other mammals are color blind: they only have two color receptors instead of three, which just limits how many different colors they can see (the difference between red to yellow to green for a color blind person is more like the difference between orange to reddish orange to red for a color normal person).

    Before we were able to analyze the photo receptors of the eyes and tell what colors those receptors could "see" we would train animals to select, say, a red ball in exchange for a reward. If the animals were trainable to certain colors but not others, we could guess they may actually "blind" to those colors.

    But nowadays, we can observe photo receptor cells in animal's eyes and directly stimulate them with different colors and watch their reactions as well theoretically determining the wavelengths they can detect.

    Of note though: Human eyes are much messier/complex at perceiving color than just what a single photo receptor can tell you. For example, human eyes only have Red Green and Blue photo receptors. And those photo receptors actually pickup overlapping ranges of colors which they translate into strong or weak signals. Based on the combination of strength of signals, the human brain perceives a wide range of visible colors. The math behind the signals, however, makes most humans with 3 rod types blind to certain very specific colors even though they are in the "visible" spectrum.